Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kyrie Irving, afectado por los chinches de un hotel encantado

Logotipo de BASKET4US BASKET4US 23/02/2016 Redacción Basket4us.com
Kyrie Irving, afectado por los chinches de un hotel encantado © Getty Images Kyrie Irving, afectado por los chinches de un hotel encantado

Kyrie Irving justificó su mala actuación en el partido contra Oklahoma City Thunder, en el que sólo pudo jugar 9 minutos por unos síntomas similares a la gripe. El base de Cleveland Cavaliers lo tiene claro, su partido para olvidar fue por culpa de haber pasado la noche en el Hotel Skirvin, que acarrea fama de encantado y tiene un pasado muy turbio relacionado con los jugadores NBA.

"La culpa ha sido de ese extraño hotel", explicó Kyrie Irving ante los medios de prensa. "Sólo pude dormir tres horas. Me encontré cinco chinches gigantescos a las tres de la mañana cuando me levanté porque me picaba todo el cuerpo". Según informa ESPN, un huésped infectó la habitación con chinches y cuando avisaron al hotel se activó el protocolo correspondiente a ese tipo de situaciones, inspeccionando además las habitaciones cercanas pero fue un caso aislado.

Un hotel fantasma para Kyrie Irving

El Hotel Skirvin en el que se hospedó Kyrie Irving y el resto de jugadores de Cleveland Cavaliers tiene un pasado bastante truculento, tal y como recopila el diario Marca. Resumiendo la leyenda que rodea al edificio, una mujer se suicidó saltando por la ventana con su hijo en brazos, y aún hoy está deambulando por allí. Algunos jugadores de la NBA aseguran haber escuchado llantos en sus habitaciones así como experimentar situaciones paranormales, con bañeras llenas de agua sin haber abierto un grifo, puertas que se cierran sin existir ningún tipo de corriente de aire o cerraduras bloqueadas mientras dentro de la habitación se escuchan voces y carreras.

En su momento Eddy Curry aseguró haber dormido en la misma habitación que Nate Robinson por miedo a pasar la noche él solo en una planta distinta. Jared Jeffries aseguró que el lugar estaba encantado y Lou Williams se negó a pasar la noche allí y reservó habitación en un hotel distinto al del resto del equipo. Hasta el mismísimo Tim Duncan habló del tema cuando fue preguntado en su día. "Escuché un bebé en la habitación [de un compañero]. Sin duda había alguien o algo ahí dentro. No me extrañó porque pensé que la habitación estaba ocupada y se la habían asignado mal. Sin embargo, al día siguiente Jeff me contó que llamaron desde recepción y no había nadie y es para volverse loco. Allí había un bebé sin duda".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon