Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La élite del remo se cita en Barcelona

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 04/06/2014 Mundodeportivo.com

La mejor competición de traineras desembarca el próximo 29 de junio en la Ciudad Condal, lugar elegido por la ACT para dar comienzo a la Liga San Miguel 2014 y en donde, gracias a la inestimable ayuda del Gobierno vasco y el Ajuntament de Barcelona, se disputará la II Bandera Euskadi Basque Country.

Una regata cuya primera edición, celebrada el año pasado en el mismo escenario, fue a parar a manos de Urdaibai Avia y en la que tanto deportistas como aficionados tildaron de sobresaliente la experiencia. Lo cierto es que pese a que el año pasado fue la primera incursión de la Liga San Miguel en Barcelona, las traineras ya se estrenaron en la Ciudad Condal el 5 de Julio de 1992, con motivo de la Olimpiada Cultural, disputándose una prueba exhibición en la que la embarcación asturiana de Castropol se impuso a la cántabra de Santoña y a la gallega de Tirán.

Desde entonces, la evolución de esta disciplina ha sido total hasta el punto de que, allá por 2003, se constituye la Asociación de Clubes de Traineras, órgano que gestiona y dirige la Liga San Miguel, y en la que los 12 mejores equipos del momento pugnan por hacerse con la Corona la Caixa. Un acontecimiento que marca el ritmo deportivo del verano desde Galicia hasta el País Vasco y cuya competición es retransmitida en directo de forma íntegra por televisión.

Originalmente, las traineras –que proviene de la palabra gallega 'traina' y que significa red-­‐ eran unas embarcaciones utilizadas por los pescadores durante los siglos XVIII-­‐XX. Éstas servían para salir a pescar ballenas ya que eran muy maniobrables y facilitaba la labor de captura de estos cetáceos. Y es ahí donde surgió el germen de las regatas. Y es que, una vez cazado el género, los pescadores debían emplearse a fondo remando y remolcando todo el material para llegar los primeros al puerto y poder obtener el mejor precio en las lonjas.

Poco a poco, esto se convirtió en competición con la disputa en 1879 de la primera Bandera de La Concha. En aquella primera edición, varias 'cuadrillas' de pescadores decidieron lanzarse una apuesta y, con las embarcaciones típicas de aquella época que rondaban la media tonelada y eran de madera, se retaron en la bahía donostiarra. Con el paso de los años, y a la vista del éxito que estaban adquiriendo las regatas, el Ayuntamiento de San Sebastián las incluye en la programación de sus fiestas y muchas localidades cercanas empiezan a hacer lo mismo creando sus propias regatas para sus fiestas.

Los primeros clubs de remo comienzan a aflorar y el nacimiento de este deporte se convierte en una realidad. Las evoluciones tecnológicas en materia de embarcaciones, e incluso de metodología, y las exigentes sesiones de entrenamientos a las que se someten los remeros -seis días de entrenamientos semanales durante once meses-- convierten al remo en un deporte de élite.

Llegado el final de los 90, los clubs de remo empiezan a plantearse la constitución de una competición regular. Es por ello que, tras un sinfín de negociaciones entre equipos, gobiernos autonómicos y patrocinadores, en el verano de 2003 comienza a navegar una nueva era del remo: se crea la Asociación de Clubs de Traineras. La Liga ACT, equivalente a la Primera División del remo y que tres años más tarde pasaría a denominarse Liga San Miguel, que está dirigida y gestionada por los 12 clubs que la componen. En ella están las 12 mejores embarcaciones del País Vasco, Cantabria y Galicia y todas ellas pelean por hacerse con la Corona la Caixa y por mantener la categoría en la máxima competición.

Así pues, desde mediados del mes de junio y hasta finales del mes de septiembre, esta docena de traineras se miden por toda la cornisa cantábrica cada sábado y domingo en un total de 19 regatas en busca de la Corona la Caixa. Un galardón que a día de hoy tan solo han sido capaz de lograr cinco equipos: los cántabros de Astillero (2) y Castro, la trainera guipuzcoana de Hondarribia y los vizcaínos de Urdaibai Avia (4) y Kaiku Ambilamp (3).

Precisamente los kaikutarras, trainera de la localidad vizcaína de Sestao, son los únicos propietarios a día de hoy del máximo trofeo tras imponerse tres veces de forma consecutiva. Cabe señalar también, y como exponente de la tradición, que a los ganadores de cada regata se les hace entrega de la bandera de dicha prueba y que simboliza la victoria. Así con todo, hasta la II Bandera Euskadi‐Basque Country, que se disputará en aguas de Barcelona el próximo 29 de junio a partir de las 12.00 horas, acudirán las doce traineras que componen la Liga San Miguel.

Por parte de Guipuzcoa: Hondarribia-­‐Orsa, San Pedro Ecolmare, San Juan Iberdrola y Orio Babyauto; desde Vizcaya llegarán Kaiku Ambilamp, Urdaibai Avia, Portugalete Eulen y Zierbena Bahías de Bizkaia; de Cantabria Astillero y Pedreña serán los representantes mientras que desde Galicia llegarán Tirán Pereira y Cabo.

Las balizas interiores estarán situadas junto al Hotel Vela mientras que las exteriores se fondearán en la Platja de Sant Sebastià, estando las doce embarcaciones repartidas en tres tandas de cuatro y teniendo que cubrir un recorrido de tres millas náuticas en cuatro largos. Al margen del evento puramente deportivo, a lo largo del fin de semanas del 28 y 29 de junio habrá diversas actividades culturales, musicales y gastronómicas que en los próximos días se harán oficiales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon