Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La bula de Karim Benzema

SPORTYOU SPORTYOU hace 3 días Julián Ávila
La bula de Karim Benzema © Getty Images La bula de Karim Benzema

Karim Benzema tiene más vidas que un gato. Resistir camino de 8 temporadas en el Real Madrid sin alcanzar adoptar jamás un papel de líder solo se puede justificar con una bula papal. El 9 del Real Madrid ha caminado con la protección del mentor que estampó la firma en un contrato y poco menos que le prometió inmunidad.

La protección otorgada en la zona noble del estadio fue permeable para algunos entrenadores en forma de titularidad. Unas recomendaciones nunca admitidas pero reconocidas en petit comité por una buena parte de los compañeros que ha tenido en el Real Madrid. Nadie duda de la calidad del delantero francés ni de su gran corazón a la vez que denuncian las elevadas dosis de indolencia, sobre todo en los grandes partidos.

Sus números están ahí para que los detractores del galo acudan a la bolsa de los palos y saquen el más contundente. En las refriegas dialécticas recurren al clásico 'Karim no ha ganado casi ningún partido importante y tampoco ha marcado en las finales de la Champions". Verdades como puños. Tampoco la estadística está de su lado ahora que se acerca el Clásico en el Camp Nou, donde sus aduladores le recuerdan siempre buenos partidos.

La realidad es la siguiente. Karim Benzema ha disputado en estos más de siete años un total de 24 Clásicos, sumando todas las competiciones y en ambos estadios, además de las finales de la Copa del Rey, con un balance bastante pobre de 8 goles. Y es pobre porque las comparaciones siempre acostumbran a ser odiosas. Su compañero Cristiano Ronaldo ha disputado el mismo número de encuentros y su producción en de casi el doble porque ha marcado 15.

También Leo Messi acumula un rendimiento más acorde a su calidad futbolística. Ha participado en 31 partidos y ha marcado 21 goles. El promedio del delantero del Barcelona es de 0,67 tantos por partido por los 0,62 de Cristiano. Karim Benzema se tiene que conformar con un 0,33. Buena parte de la afición pasa por alto esta relación de jugador bien pagado con el bajo rendimiento en relación al número de goles. Lo que no le perdona es la indolencia y el francés precisamente no se altera o agita cuando está sobre el césped. Se pudo comprobar en el último partido en el Santiago Bernabéu ante el Sporting, donde fue increpado en medio del aguacero y no por ello cambió su actitud sobre el terreno de juego.

Su sangre es de hielo y la mayoría de los casos y las cosas le resbalan como si estuviese impregnado de una capa de jabón. Ahora en el Clásico, sin Bale por lesión, está llamado a liderar el ataque en el Camp Nou. Desde el club siempre filtran que no se encuentra en su mejor momento y que arrastra molestias aunque no haya ningún parte médico. Es tal la sobreprotección que cualquier otro jugador habría sido expulsado del club si hasta la mesa del presidente hubiesen llegado determinadas informaciones con su nombre. Karim es el protegido del presidente... hasta que el destino les separe.

MÁS EN MSN

-Bale, roto hasta abril

-El extraño chanchullo irlandés de Cristiano Ronaldo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon