Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La crisis que hay en Ucrania no separa a los hermanos Klitschko

AS AS 25/04/2014 Jesús Mínguez
Wladimir Klitschko y su sparring hicieron un entrenamiento público en un centro comercial de Oberhausen que fue seguido por muchos medios y aficionados. © Reuters Wladimir Klitschko y su sparring hicieron un entrenamiento público en un centro comercial de Oberhausen que fue seguido por muchos medios y aficionados.

Uno no se entiende sin el otro, y los dos han dominado los pesos pesados en el boxeo de la última década. Cuando uno de los hermanos Klitschko subía a un ring, el otro siempre estaba en su esquina, aconsejándolo. Mañana sábado en Oberhausen, el menor Wladimir, de 38 años, pondrá en juego su cinturón de campeón de la AMB, la IBF y la OMB frente al australiano Alex Leapai. Y, ante las dudas, el mayor Vitali confirmó que abandonará por un día una Ucrania al borde un conflicto armado, donde ha sido uno de los actores políticos principales desde el estallido de la crisis, para asistir a Wladimir. Entre tanto, Rusia amenaza con intervenir entre tensiones separatistas,

Vitali Klitschko, 2,02 metros y 102 kilos, renunció en diciembre pasado a su título de campeón del Consejo y fue uno de los líderes de las protestas contra el ya expresidente Yanukovich. Su partido UDAR (Golpe) era la tercera fuerza política, él se había presentado ya dos veces a la alcaldía de Kiev y tomó parte también en la Revolución Naranja en 2004. Anunció además que se presentaría a presidente en las elecciones de mayo, pero ante la convulsión de los últimos meses ha decidido dar su apoyo al multimillonario Petro Poroshenko.

Extraño. Wladimir confirmó que los dos estarán juntos mañana, pero en el ring. “Es una situación extraña. Mi cuerpo se entrenaba en Austria, pero mi mente estaba muchos días con mi hermano y mis compatriotas”, declaró al Die Welt. “Cada combate de un Klitschko está ligado a Ucrania. Así que espero que, al menos el tiempo que dure el combate, la gente pueda olvidarse de todos los problemas. Los separatistas quieren dividir el país, pero no lo conseguirán”, advirtió el campeón.

Wladimir, que tiene un récord de 61 victorias (51 por KO) y 3 derrotas, tendrá enfrente a un rival al que saca 15 centímetros (1,98 frente a 1,83). Corazón de León Leapai, con 30-4-3 de récord, debe ser otro escalón hacia la pretensión del menor de los Klitschko de batir un viejo récord en poder de Joe Louis.

El mito estadounidense fue campeón de los pesados 11 años, ocho meses y ocho días entre 1937 y 1949, en los que realizó 25 defensas. Esta será la 15ª para Wladimir, que desde que comenzara su segundo periodo de reinado en abril del 2006 al ganar a Chris Byrd, acumula ya ocho años. “Acabo de cumplir los 38 y tengo hambre de títulos. Quiero boxear diez años más”, ha dicho estos días. Con los consejos de su hermano, que se retiró sin perder el título, todo es posible.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon