Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La despedida soñada de Michael Phelps

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 14/08/2016 sportyou
Supersónico Phelps © Getty Images Supersónico Phelps

Michael Phelps cerró su participación en los Juegos Olímpicos con un oro más en la prueba de 4x100 estilos, donde en la posta de mariposa volvió a poner en pie a la piscina. Se marcha de Río con 6 metales, cinco oros y una plata, para acumular en el cajón 28 medallas, 23 de ellas de oro.

Los especialistas entienden que la leyenda Phelps pondrá punto y final a su participación olímpica en estos Juegos, pero sólo él lo sabe. Lo cierto es que se despidió a lo grande, con otra exhibición en la prueba de relevos junto a Murphy (espalda, que además hizo su posta con récord del mundo de los 100 espalda, 51,85), Miller (braza) y Adrian, donde no dieron opción a los británicos ni a los australianos. No hubo récord del mundo del relevo, pero los aficionados y los rivales de Phelps disfrutaron de la voracidad del mejor nadador de todos los tiempos.

La ceremonia de entrega de medallas se retrasó una hora debido a que Miller se sintió indispuesto nada más llegar al vestuario. Durante casi una hora, la piscina olímpica esperó pacientemente para despedir como se merece al mejor deportista olímpico de todos los tiempos. Al final recibió su merecido homenaje, en este caso compartido con los otros relevistas y no a solas como ocurrió en Londres, en la que parecía que iba a ser su despedida definitiva de la competición.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon