Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La FIBA amenaza con dejar a España fuera de Río 2016

ABC ABC 11/02/2016 Emilio V. Escudero
La FIBA está dispuesto a todo para sacar adelante su nueva 'Champions League'. © EFE La FIBA está dispuesto a todo para sacar adelante su nueva 'Champions League'.

La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) está dispuesta a todo para sacar adelante su nuevo proyecto de torneo continental europeo. Una «Basketball Champions League» que debería ver la luz el próximo 21 de marzo y que poco a poco va sumando apoyos entre las federaciones y las ligas nacionales, entre las que no están, de momento, la Bundesliga y la ACB, que el martes optó por darse un tiempo antes de tomar una decisión en ese sentido.

Según ha podido saber ABC, la FIBA está recabando muchos de esos apoyos presionando a las ligas nacionales –entre ellas la ACB– con la amenaza de aplicar duras sanciones en aquellos países que no expresen su apoyo inequívoco a la nueva «Champions League» en detrimento de la Euroliga. Sanciones que podrían llegar a la exclusión de los equipos nacionales de los próximos Juegos Olímpicos, un extremo que se ve con escepticismo en la Federación Española y en la propia ACB, pero que tendría base jurídica en los Estatutos de la FIBA, según los cuales una federación puede ser sancionada si los clubes que están bajo su paraguas no participan en las competiciones oficialmente reconocidas por ella, aunque es un extremo que no se ha llevado a cabo en los últimos años, ni siquiera entre 2000 y 2004, cuando la Euroliga era aún un torneo que no contaba con el visto bueno de la FIBA.

Las presiones federativas han dado su fruto ya en varios países europeos, que en las últimas semanas se han decantado por mostrarse favorables al torneo auspiciado por la federación internacional. Así, las ligas de Turquía, Grecia, Israel, Francia, Italia, Bélgica, República Checa, Lituania y Polonia han dado ya el apoyo de sus clubes —de todos, menos de los que ya han firmado con la Euroliga— a la «Champions League», con el objetivo de evitar una posible sanción y confiando en que FIBA y Euroliga lleguen a un acuerdo en las próximas semanas.

Se espera que ambas organizaciones se reúnan —así lo ha pedido hasta en tres ocasiones Jordi Bertomeu, el CEO de la Euroliga— para analizar la situación y tratar de llegar a un acuerdo que acabe con las amenazas y devuelva la paz al baloncesto europeo. Una paz que pasaría, entre otras cosas, por la ampliación en un futuro próximo del número de participantes en la Euroliga, tal y como se adelantaba ayer en este periódico.

Unas semanas clave

La Asamblea General de la ACB, reunida el martes en Barcelona, acordó posponer su decisión de apoyar a una u otra competición para después de la Copa del Rey. Será entonces, y tras conocer de primera mano lo que ofrecen unos y otros, cuando tomen una postura oficial al respecto. La clase media de la ACB—representada ante la FIBA por Unicaja, Valencia y Bilbao Basket— quiere disputar la Euroliga, pero exige que las promesas de ampliación del torneo para 2017 se hagan por escrito y no sean un mero brindis al sol.

Enfrente, la FIBA quiere seguir acumulando apoyos para encarar con fortaleza la negociación con la Euroliga, de donde debería salir un acuerdo de mínimos que disipe la sombra de las sanciones y que permita recobrar la paz social en el baloncesto continental. Atraer a la ACB, a la liga alemana y la VTB League (que aglutina a los países del Este de Europa) se antoja clave y es ahí donde la FIBA está centrando sus esfuerzos antes de reunirse con la Euroliga, que cuenta con el respaldo de los grandes clubes europeos. En medio, la duda de si la FIBA se atrevería a dejar fuera de los Juegos a España. Un órdago a la grande que deja en el aire el futuro de la selección en Río.

¿Qué artículo serviría para condenar a España?

El artículo 9 de los Estatutos de la FIBAes donde se especifica que las federaciones deben asegurarse en todo momento de que sus clubes participen únicamente en los torneos internacionales oficialmente reconocidos por la FIBA.

¿A qué sanción se puede enfrentar la selección?

El castigo por incumplir algún apartado del artículo 9 conlleva una suspensión de hasta dos años, que podría acarrear la no participación del equipo nacional en un Mundial, Europeo o Juegos Olímpicos.

¿Ha ocurrido alguna vez?

Durante los años en los que la FIBAno reconocía a la Euroliga como torneo oficial –de 2000 a 2004– no hubo sanciones por su parte, algo con lo que sí amenaza ahora a los clubes y las federaciones que no apoyen su nueva «Champions League»

MÁS EN MSN

-Los nuevos métodos de las 'groupies' para tener sexo con jugadores

-El caso Slaughter amenaza con abrir una guerra en la ACB

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon