Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Fiscalía pone a Messi contra las cuerdas

Logotipo de El Economista El Economista 14/12/2016
Messi y su padre, ante el juez. © Reuters Messi y su padre, ante el juez.

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha asegurado que Leo Messi sabía en todo momento que debía pagar impuestos por sus derechos de imagen y que, en virtud de esta teoría, se debe mantener la pena de 21 meses de cárcel al jugador del Barcelona, tal y como informa El Independiente.

El criterio de la Fiscalía ha cambiado respecto al que enumeró en mayo, fecha en la que tuvo lugar el juicio en el que se dilucidó si el futbolista y su padre, Jorge Messi, eran culpables tres delitos fiscales tras el impago de impuestos correspondientes a los ejercicios de 2007, 2008 y 2009. Por aquel entonces, no se vislumbró voluntariedad (la Fiscalía argumentó que el jugador delegaba en su padre), pero ahora la versión es diferente.

Al producirse un cambio de criterio, éste ha sido sometido a la junta de fiscales. La razón prinicipal del nuevo discurso de la Fiscalía es que el argentino, que ya pagó una multa, "no podía desconocer que debía declarar y pagar impuestos".

La causa de esta modificación es una charla de los fiscales de Barcelona (fue la Audiencia de la ciudad condal la que emitió el veredicto), que a pesar de contar en un primer momento con la aquiescencia de sus superiores en Madrid para tener un criterio independiente (no culparon al '10', lo hizo la Abogacía del Estado, que proclamó la frase "capo de una organización criminal"), ahora han visto sus tesis revocadas por la autoridad en la capital.

La Fiscalía ha tumbado el escrito de defensa de los Messi (de 43 páginas) cuestionando que el jugador no se extrañase de que la declaración le saliese a devolver a pesar de sus ingresos millonarios y asegurando que "no había obstáculo para que conociera el cumplimiento de sus obligaciones fiscales" y que no ha denunciado a sus asesores fiscales. Lo mismo achaca al padre, al que considera la persona que controlaba esos ingresos.

Además, niega que se haya atacado a la dignidad del jugador en la sentencia de la Audiencia de Barcelona, ya que, esgrime la Fiscalía, el veredicto tenía como objetivo convertirse en un "mensaje preventivo general a la ciudadanía".

MÁS EN MSN

-El proyecto de Simeone se tambalea

-Florentino se harta de la épica

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon