Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La herencia envenenada de Iker Casillas

El Economista El Economista 04/07/2016
Casillas no parece dispuesto a renunciar a la Selección. © Reuters Casillas no parece dispuesto a renunciar a la Selección.

La despedida de la selección española de la Eurocopa ha sido amarga no sólo por su resultado, sino por el epílogo que han escrito Vicente del Bosque e Iker Casillas. El entrenador desveló su enfrentamiento con el portero y lo acusó veladamente de no tener el comportamiento que se le supone a un capitán. Un incendio aún sin apagar que toma forma de herencia envenenada para el que sea próximo entrenador de España.

Las informaciones apuntan a que será Joaquín Caparrós quien suplirá a Del Bosque. Será él quien ahora deberá decidir qué hacer con Casillas. Dos son las vías posibles. La más drástica apunta al adiós del capitán: dejar de convocarlo y, aunque Iker haya filtrado que quiere continuar, apartarlo definitivamente de la selección.

Esta alternativa tiene como ventaja que acabar de forma quirúrgica con el problema, arrancando uno de sus orígenes del seno del combinado nacional.

Sucede, sin embargo, que la federación quiere dar un homenaje a Casillas por toda su trayectoria. ¿Como hacerlo si éste no se retira? ¿Cómo despedir a un jugador que todavía es seleccionable? ¿Se atrevería Caparrós a anunciar que no piensa contar más con él y que por eso le dan un homenaje?

El panorama no es sencillo. Claro que aún menos sencillo es dejar de convocarlo y no rendirle tributo. Sería una situación similar a la que vivió Raúl y más de un miembro de la selección cree que Casillas, el jugador con más internacionalidades en la historia de España, merece otro adiós.

También existe la posibilidad (y he aquí el plan B) de que Caparrós decida seguir convocándolo como si nada hubiera pasado, algo que prolongaría el problema. En cada concentración se hablaría de lo sucedió en esta Eurocopa con el añadido de que también se debatiría si Casillas merece ir con España estando al nivel actual.

Inconvenientes que se podrían solucionar si Casillas decidiera colgar los guantes, algo que, por ahora, no parece decidido a hacer.

MÁS EN MSN

Volver a reproducir vídeo

-Las manías más raras de los deportistas

-Las condiciones de Morata para seguir en el Madrid

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon