Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La historia dice que la final de la Liga Endesa será un Real Madrid-Barça

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 09/06/2014 José Ignacio Huguet

"Aún no estamos en la final, queda ganar un partido". Marcelinho Huertas lo avisaba el sábado tras el segundo triunfo del Barça en la Fonteta, pero lo cierto es que mucho tendrían que cambiar las cosas para que el equipo azulgrana y el Real Madrid, que también colocó ayer el 2-0 en su serie contra el Unicaja, no se vean en la gran final de la Liga Endesa. Eso es lo que dice la historia, pues en las 31 ocasiones anteriores en que un equipo se ha puesto 2-0 o 0-2 en unas semifinales éste ha acabado pasando a la final.

El 0-2 sólo se ha dado un par de veces en semifinales y en ambas ocasiones el que lo logró acabó pasando a la final tras ganar el cuarto partido (1-3). Sí hubo una vez que se levantó un 0-2 en playoff, pero fue en la ronda de cuartos de final, cuando Unicaja remontó un 0-2 ante Lucentum en 2005.

Todavía más contundente es la historia en lo que se refiere a un 2-0. Hasta en 29 ocasiones han empezado las semifinales con dos triunfos del equipo con ventaja de campo y en todas ellas el favorito ha acabado imponiendo su ley. En más de la mitad la 'semi' acabó con un 3-0 (55,1%) y sólo en cuatro ocasiones (13,7%) el equipo peor pleclasificado logró forzar el quinto encuentro.

En el Barça, sin embargo, no quieren cantar victoria antes de tiempo. "Nos ha salido bien pensar partido a partido y no lo vamos a cambiar ahora", asegura Huertas, uno de los destacados en el partido del sábado en la Font de Sant Lluís. "Esta segunda victoria nos da una cierta tranquilidad, pero no hay que confundir tranquilidad con relajación". Según el brasileño, el Barça debe salir mañana martes (20:15 horas, Teledeporte), con la misma mentalidad, "jugando muy duro porque delante volveremos a tener a un rival muy peleón".

También Pablo Laso mandó un mensaje de prudencia tras colocar el Real Madrid el 2-0 contra Unicaja. "El martes en Málaga será otra historia. Tenemos la suficiente experiencia para saber que esto no está hecho. Tenemos parte adelantada, pero la semifinal no ha terminado", declaró el técnico del Real Madrid minutos después del 89-87 logrado ayer por los suyos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon