Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La ilusión del 'paisito'

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 11/06/2014 Vladimir Syankovic

Uruguay, cuarta en Sudáfrica-2010 y campeona de América, fue recibida el lunes en Sete Lagoas (a 70 kilómetros de Belo Horizonte) a ritmo de samba. La celeste emprendió viaje desde Montevideo entre una gran expectación, como siempre cuando se habla de fútbol en este país. Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, dijo en su misiva de bienvenida que es cierto que el fútbol lo inventaron los ingleses, "pero su casa la encontró en Brasil". Lo mismo se puede decir para Uruguay.

No hay un país del mundo del tamaño de Uruguay (es conocido como el 'paisito') que haya sido dos veces campeón del mundo, dos veces ganador del oro olímpico, 15 veces campeón sudamericano y que haya dado tantos grandes jugadores. Uruguay (cuyo presidente, José Mujica, estará en la ceremonia inaugural) vive por y para el fútbol y es curioso que en Montevideo se vea mucha más publicidad del Mundial que hace algunos días en Sao Paulo, ciudad brasileña en la que se celebra mañana el partido inaugural entre Brasil y Croacia. Montevideo está lleno de banderas uruguayas, camisetas, balones, bufandas y banderas. Como si el Mundial se jugara aquí.

Si un hombre de fútbol está en Montevideo, parada obligatoria es el estadio Centenario, en el que se jugó el primer Mundial, en 1930. El Museo del Fútbol, dedicado a la gloria de Uruguay, está cerrado por reformas, pero el estadio se puede visitar. Cerca del Centenario, entramos en un bar denominado 'El ombú', por un enorme árbol del mismo nombre. Dentro sólo se habla sobre fútbol y Mundial.

"Sí, señor, todos somos muy futboleros y de Peñarol, pero es tiempo de selección. Ojalá repitamos las semifinales que estos muchachos lograron hace cuatro años", decía José, que, por edad, debería estar retirado, pero trabaja. Tras él, una foto de la celeste de 2010.

"Podemos más, podemos repetir el milagro de 1950… Ghiggia ya está allí", afirmó un hombre sentado, hasta entonces concentrado en algún artículo sobre laceleste.

Palabra de Ghiggia

Pese a sus 87 años, Alcides Ghiggia, el autor del gol del triunfo ante Brasil (2-1) en la final del Mundial de 1950, el Maracanazo, ya está en Brasil, donde ha dicho que "la confianza mata al hombre". Su teoría es que el Brasil de 1950 estaba muy confiado y por eso perdió.

"La historia se repite, los brasileños no van soportar la presión, pero no sé si los nuestros pueden aprovecharlo", sostiene Armando, un joven camarero. "Confío mucho en nuestro ataque. ¿Quién tiene a Suárez, Cavani y Forlán?".

"Pero no sabemos cómo está Suárez tras la lesión". Es el prudente señor José quien se acuerda bien del gol de Ghiggia: "Qué alegría aquel día… Ojala se repita"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon