Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Italia que se encontrará España

SPORTYOU SPORTYOU 27/06/2016 David de la Peña
La Italia que se encontrará España © Getty Images La Italia que se encontrará España

Italia se ha presentado a esta Eurocopa con una de las generaciones de menos talento ofensivo de toda su historia. Es una realidad que el ataque azzurro está en manos de futbolistas que están alejados de la grandeza que ha tenido la selección italiana a lo largo de los años, y esa es una de las grandes bazas de España de cara a afrontar el que, por otro lado, será un durísimo encuentro de octavos de final de la Euro 2016.

Porque esta Italia, a pesar de tener un déficit de calidad en la última línea, tiene otras virtudes que la van a hacer competir a buen nivel. AntonioConte ha confeccionado un equipo compuesto por nombres muy comprometidos con el trabajo colectivo, y además ha enfocado el sistema de juego a que sus defensas, los jugadores de mayor nivel de la plantilla, sean los que decanten la balanza a su favor.

El posible once frente a España

Posible once Italia - España © Proporcionado por Sportyou Posible once Italia - España

AntonioConte ha construido esta selección italiana con la base defensiva de la Juventus que él mismo edificó. Buffon, Barzagli, Bonucci y Chiellini son los futbolistas de mayor nivel que ha podido convocar el seleccionador para esta cita, de modo que, con acierto, ha decidido que su sistema crezca a partir de ellos. Esta Italia no pretende presionar demasiado arriba, se organiza en un 5-3-2 cerca de la frontal de su área, y ahí confía en el acierto, concentración y calidad de sus tres centrales, que si dejan algún resquicio, tienen por detrás a un Buffon que ha cuajado una temporada soberbia.

Esa será la gran baza italiana frente a una España que con casi total seguridad, tendrá un partido con bastante posesión de balón, mucha gente por delante de la línea de la pelota, y que buscará penetrar en la defensa italiana a través de combinaciones cercanas al área, donde Iniesta y Silva, cada uno teniendo gran influencia en ambos perfiles del ataque, lleven el peso de las jugadas que acaben por desbordar a Italia. Esta selección española no tiene una gran capacidad de desequilibrio individual, así que la imaginación en el pase y las rupturas de JordiAlba y Juanfran pueden acabar siendo decisivas.

El dibujo de cinco defensas deja, eso sí, una puerta abierta a creer que a Italia le puede costar desplegarse. Defender sólo con tres centrocampistas a un equipo que juntará en zonas interiores a Busquets, Iniesta, Fàbregas, Silva y Nolito puede provocar que la recuperación se produzca demasiado atrás, lo que sería una gran noticia para España. Veremos cómo pretende compensar esto AntonioConte, pero la falta de calidad y velocidad en la última línea debería de obligarle a tratar de adoptar alguna medida defensiva que le ayude a recuperar más arriba, algo que no ha pretendido hacer hasta el momento.

La baja de Candreva y los problemas ofensivos

Candreva es el jugador del once titular italiano con más capacidad para ofrecer soluciones desde el punto de vista individual. Su baja representa un gravísimo problema para Conte, que pierde de esta forma un futbolista vertical, profundo y que compensa con sus condiciones individuales un sistema con el que se pretende defender muy lejos de la portería rival. A priori debería entrar en su lugar Florenzi, un jugador realmente trabajador, pero con muchas menos soluciones en campo contrario.

La pareja de puntas tampoco representa una gran amenaza dentro del plan de partido que se espera: Pellè es un 9 referencia con un espectacular juego aéreo, pero muy lento en espacios largos, y Eder, que sí tiene más capacidad para conducir, tampoco es un jugador que se mueva sin balón de forma constante a espacios abiertos. Veremos si Conte decide incluir a Zaza o Immobile en el once, lo que sí podría solucionar ese problema. Pellè -que tiene un valor principalmente táctico tras las salidas en largo desde la defensa, sobre todo de un Bonucci muy fino en el envío- amenazará si Italia gana línea de fondo y centra, y Eder, si es capaz de recibir con ventaja en los últimos 30 metros. España deberá controlar eso, y gestionando bien el balón, lo conseguirá.

España parte como favorita, pero esta selección italiana tiene una gran capacidad competitiva, un plan de juego ante el que España ya se ha atascado en alguna ocasión en el pasado, y futbolistas de primerísimo nivel para liderar una resistencia continuada. Sin duda, los pupilos de VicentedelBosque tendrán que sudar tinta para alcanzar los cuartos de final, pero analizando todos los factores en liza, hay que creer en que España pueda alcanzar la siguiente fase.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon