Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La letra pequeña le sale cara al Barça

Marca Marca 07/06/2016 Xavi Hernández
Dani Alves se marchará gratis a la Juventus. © Getty Dani Alves se marchará gratis a la Juventus.

Ser secretario técnico del Barcelona no es fácil. Compras caro, vendes barato, las negociaciones tienden a retransmitirse y el margen de error es mínimo. Además, cualquier palabra mal escogida suele encarecer los objetivos de mercado y puede llegar a ofender a jugadores propios con contrato en vigor. Por ello, Robert Fernández, igual que Zubizarreta o Beguiristain en su día, habla para que se le interprete, vigilando palabras e intensidades. En este sentido, vale la pena recuperar una de las reflexiones que el castellonense expresó en la rueda de prensa que ofreció hace unos días.

"En una negociación, bueno es recordarlo, no siempre sale ganando el club". Así respondió Robert a la segunda pregunta que le hicieron acerca de lo poco que ingresa el Barça en concepto de traspasos. Se refería el secretario técnico azulgrana a la letra pequeña que ha permitido a Dani Alves, que tenía contrato hasta 2017, marcharse libre a la Juventus. O a la cláusula de escape a la que se ha acogido Marc Bartra, defenestrado por Luis Enrique, para fichar por el Borussia Dortmund por un módico precio: ocho millones de euros.

A cambio de la firma y la foto con el escudo, jugadores, a través de sus agentes, plantean soluciones imaginativas para allanarse el futuro en casos de poca participación o de ofertas suculentas. Ha pasado con Bartra y Alves este verano y sucedió con Thiago Alcántara en 2013, cuando el Bayern de Pep Guardiola pudo llevárselo por 25 millones gracias a lo poco que jugó el hispanobrasileño a las órdenes de Tito Vilanova. Si hubiera tenido más protagonismo, su cláusula de rescisión habría sido de 90 millones.

Pedro

La letra pequeña también ha dejado a Sandro Ramírez, que tenía contrato hasta 2017, libre antes de tiempo. "Fue decisión mía", justificó Robert. Otro beneficiado por las cláusulas originales es Adriano, al que el Barcelona renovó hasta 2016 (por la sanción de la FIFA) a cambio de tenerle que mantener una temporada más si él quería. El brasileño, que no juega nada, aceptó seguir. Huele a que el Barça tampoco verá un duro de traspaso.

Por lo visto, lo raro es que pase lo de Pedro, que renovó ahora hace un año y se marchó poco después por 30 millones al Chelsea.

La cláusulas originales del Barcelona

Thiago, de 90 a 25 'kilos'. Jugó poco con Tito y Guardiola se lo llevó a buen precio al Bayern.

Puyol, a precio de saldo. En su última renovación, exigió cláusula de 10 'kilos'.

Xavi, contrato ascendente. Entre otras cosas, no se fue en 2014 porque aún tenía dos años de sueldo elevado.

Alves, gratis a la Juve. El brasileño podía irse libre tras renovar el año pasado.

Adiós asequible de Bartra. Por no jugar, ocho millones y no 40.

Adriano sigue. Firmó hasta 2016 a cambio de un año de bonus.

MÁS EN MSN

-Cristiano Ronaldo veta la marcha de James Rodríguez del Real Madrid

-Morata se acerca al Chelsea

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon