Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La mentira de Oblak con los penaltis

SPORTYOU SPORTYOU 28/11/2016 María Carbajo
La mentira de Oblak con los penaltis © Getty Images La mentira de Oblak con los penaltis

Jan Oblak lo ha vuelto a hacer. Con permiso de Diego Alves, el portero rojiblanco es el otro 'parapenaltis' del fútbol español: ha detenido cuatro de los ocho que le han tirado desde que llegó al Atlético en 2014, efectividad del 50%, sin contar las tandas.

El esloveno ha sido criticado en numerosas ocasiones por sus actuaciones en las tandas a las que se ha enfrentado bajo los palos atléticos: el PSV en octavos de final de la pasada Champions League, y el Real Madrid en la final de la misma. A los artífices de memes les faltó tiempo para mover por las redes sociales mofas con el guardameta y su poco acierto con las penas máximas.

Sin embargo, las estadísticas dicen otra cosa y Oblak ha resultado ser un seguro en esos momentos de tensión. La noche europea ante el PSV en la campaña pasada, la lluvia de críticas a su actitud le colgó al meta el sambenito -aquella noche el Atlético ganó porque el penal de Narsingh se encontró con el larguero- y, dos meses después, se agravó la falsa leyenda con la Champions que levantó el Madrid en Milán tras la tanda, en la que le colaron todos por el mismo lado.

El destino colocó de nuevo al PSV en el camino del Atlético de Madrid, esta vez en la fase de grupos de la presente competición europea. En septiembre, cuando los holandeses visitaban el Calderón, Oblak encontró su oportunidad de resarcirse: el árbitro señaló penalti y Guardado se colocó frente al portero. Lo paró. Y explotó: "Desde fuera siempre es fácil hablar y criticar, sobre todo cuando ya se han dado los resultados. Cada uno tiene su propia opinión, yo intento pararlos siempre. En la final de Milán no lo logré y desde fuera se puede decir que tenía que haber hecho una u otra cosa, pero nadie sabe cómo es cuando estás ahí, cómo te mira el jugador que va a tirar, si puedes tirarte antes o no... En la final de Champions, yo intenté aguantar al máximo y luego tirarme. Tuve mala suerte, pero es fútbol", dijo defendiéndose.

Y el tiempo le ha dado la razón. No todos los porteros pueden presumir de una efectividad del 50%. Ni de haberle parado un penalti a Messi aunque finalmente la jugada terminara en gol. Oblak ha detenido los lanzamientos desde los once metros del argentino en el Camp Nou en Copa del Rey, de Müller en el Allianz, el citado de Guardado y el de este domingo en Pamplona, frenando la ilusión de Roberto Torres.

Por contra, Willian José y Vela lograron engañarle por partida doble en la visita de los rojiblancos a Anoeta, Cristiano Ronaldo lo hizo la pasada semana en el último derbi del Calderón y en su día Paco Alcácer le marcó con el Valencia.

La realidad de los datos presenta a un Oblak mucho más seguro bajo palos de lo que las tandas revelan, pese a que el detenido a Osasuna sea el primero en la competición doméstica.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon