Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La montaña rusa de Luis Enrique

SPORTYOU SPORTYOU 05/10/2016 Marc Fuster
La montaña rusa de Luis Enrique © Getty Images La montaña rusa de Luis Enrique

En el fútbol de alto nivel es muy difícil complacer a todo el mundo. Peor aún si eres entrenador del Barça y tu herencia es el juego exquisito que hizo Pep Guardiola. Luis Enrique está continuamente en tela de juicio y vive en una montaña rusa desde que decidió cambiar Vigo por Barcelona.

El mejor en la estrategia

Del laboratorio de 'Lucho' y Juan Carlos Unzué han salido las mejores cifras a balón parado del Barça de los últimos años. Guardiola logró, en la temporada 2009-10, 13 goles pero ni Tito Vilanova ni el 'Tata' Martino superaron los seis tantos. Desde 2014 cuando Luis Enrique se sentó por primera vez en el banquillo, los azulgranas han marcado 49 tantos procedentes del laboratorio dirigido por Unzué, aportándole así una nueva faceta goleadora al equipo.

La obsesión de Luis Enrique con las rotaciones

Recién entrado el mes de octubre y con solo once partidos disputados, el asturiano no ha repetido aún alineación. Ha usado 22 jugadores distintos de inicio y el 'once de gala' solo ha aparecido en el empate ante el Atlético en el Camp Nou. Muchos cambios en defensa pero, sobre todo, en el centro del campo, la sala de máquinas, han generado dudas en cuanto al juego. Luis Enrique ha llegado a emplear dos sistemas de juego: el  4-3-3 y un 3-4-3 con el que salió en Butarque ante el Leganés. Además, en las dos derrotas en Liga introdujo siete y cuatro cambios, respectivamente, según la alineación presumiblemente titular. El bajón sufrido el año pasado en el mes de abril que casi le cuesta una Liga que tenía muy encarrilada está obsesionando al asturiano y se ha propuesto remover sus onces para llegar al tramo decisivo de la temporada con los minutos muy repartidos.

Los títulos le avalan

Hasta el momento, el Barça de Luis Enrique ha levantado 8 de 10 títulos posibles. Solo la Champions del año pasado y la Supercopa de España que evitó que volvieran a levantar el sextete han dejado al asturiano sin el pleno. Además, el balance de victorias es superior al Guardiola con quien se le compara siempre -83% por el 71%-. El registro goleador también es apabullante y gracias a la efectividad del tridente, el Barça suma en dos temporadas 336 tantos.

Descomposición del modelo La Masia

El Barça siempre se ha caracterizado por la potenciación de su cantera. Desde la llegada de 'Lucho' al banquillo, solo Sergi Roberto ha logrado afianzarse en el equipo titular. La dinámica ha cambiado y con él han llegado 16 futbolistas. Jugadores como Marc Bartra, Sandro o Munir El Haddadi han tenido que irse del equipo para poder tener minutos mientras el Barça ha buscado fuera el problema a sus soluciones con Samuel Umtiti, Digné y Paco Alcácer.

Un fútbol más resultadista

Los puristas del fútbol de toque del Barça están viendo como Luis Enrique está evolucionando su filosofía. El juego posicional que caracterizaba al equipo de Guardiola ha mutado hacia uno donde las transiciones abundan mucho más y, sobre todo, basado en la velocidad del tridente. Los contraataques son habituales y los últimos supervivientes de aquella etapa se niegan a meter una marcha más. Andrés Iniesta, Sergio Busquets y Leo Messi son los jugadores que aún conservan la filosofía que impuso en primera instancia Johan Cruyff y que continuó años más tarde su pupilo más aventajado de Santpedor. El propio asturiano nunca ha engañado a nadie y la última vez que se posicionó sobre ello fue ante el Leganés: "La posesión me da igual, porqué lo que hay que aprovechar son los espacios, que se creen situaciones de uno contra uno".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon