Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La NBA desea una votación unánime en contra de Sterling

AS AS 30/04/2014 José Manuel Moreno Rodríguez
Photo © Proporcionado por AS Photo

La NBA espera, aspira y confía en que la votación de los propietarios de los clubes de la Liga termine con un resultado abrumador de 29-1 para forzar a Donald Sterling a vender los Clippers.

Ese es el gran objetivo de Adam Silver, el comisionado que se ha ganado el inmediato respeto de los aficionados, jugadores y entrenadores, y cuyo prestigio se ha disparado con su decisión de inhabilitar de por vida al racista propietario del conjunto de Los Angeles.

La pelota está ahora en el tejado de los dueños”, ha comentado esta mañana Bob Costas, un conocido periodista de la cadena de televisión NBC que conoce a muchos de los hombres y mujeres que deben decidir la suerte de Sterling.

La NBA quiere que su Consejo de Gobierno sea rotundo y unánime cuando celebre la reunión, para la que todavía no hay fecha, en la que se decida la suerte de este empresario del mundo inmobiliario que ha controlado a los Clippers desde hace tres décadas en las que el equipo ha ganado solo el 37 % de sus partidos.

La peor pesadilla para Silver, dicen fuentes de la Liga que la cadena de televisión ESPN no ha querido identificar, es que haya un resultado de 26-4 y que la votación no sea unánime. Porque eso desataría una “caza de brujas” por identificar a los otros propietarios que a pesar de la recomendación del comisionado y de la presión en contra de Sterling se muestren en contra de que sea expulsado de la NBA. Por descontado que se espera que el voto de Sterling, su familia o sus representantes sea en contra.

Para Costas puede “haber dueños que estén completamente en contra de las palabras racistas y de la actitud del dueño de los Clippers, pero que temen que sus colegas puedan forzar la venta de una franquicia porque aparecen una cinta, un vídeo o dicen algo, sin que sea tan grave, pero que puede tener consecuencias en un negocio que es tan beneficioso para los dueños”.

También hay nerviosismo dentro del club de dueños a que Sterling, un especialista en los tribunales y un duro negociador y que no cederá fácilmente el control de los Clippers, cuente lo que sabe de conversaciones privadas, comentarios y conductas de otros dueños.

La familia Sterling guarda silencio pero alrededor de la NBA se espera que monte una dura campaña para proteger sus intereses cuando se reúna el Consejo de Gobierno. Y si allí no gana que acuda a los tribunales para luchar contra Silver, la Liga y los otros dueños. Y eso supondrá que sus abogados llamen a declarar a otros propietarios que deberán admitir, negar y defender durante la fase inicial del juicio y luego posiblemente ante el juez en el estrado sus propias palabras y conductas.

Los Clippers, a los que la revista Forbes ha valorado en 575 millones de dólares, se han convertido en un objetivo de algunos famosos empresarios y personalidades deportivas. Magic Johnson, después de negar su interés, parece ahora interesado en comprarlo, el boxeador Floyd Mayweather dice que también podría pujar y el empresario musical y de entretenimiento David Geffen es otro posible candidato para sentarse en los asientos a pie de pista destinados a los dueños del equipo y que ahora están vacíos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon