Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Novena espera esta noche en el mayor clásico de toda Europa

AS AS 18/05/2014 Ricardo González
Photo © Proporcionado por AS Photo

Cierren los ojos y piensen en la Copa de Europa, en sus 57 años de historia. Ábranlos. De esas mil imágenes, la que lo resumiría todo con más precisión sería la de un Madrid-Maccabi. El duelo más repetido. Con el de hoy, 50 veces (29-20 para el equipo español). Un enfrentamiento que va más allá de los números. Emoción transmitida de una generación a otra. En Tel Aviv, por ejemplo, siguen venerando a los Corbalán, Brabender y compañía.

Una rivalidad fraguada desde el respeto, aunque haya excepciones. Difícil olvidar al Ogro Williams saltando a la grada de la Ciudad Deportiva y a Perry devolviéndole a la pista de cabeza. Apenas una anécdota. La gran final para recuperar el trono europeo son palabras mayores. Es la hora de la Novena, de la liberación, lo cree el Madrid y su afición después de 19 años y un mes sin título, de condena. En 1985 cayó ante la Cibona de Petrovic y, desde entonces, sólo ha alcanzado el último partido tres veces. Ganó en 1995 con Sabonis y Arlauckas, y perdió en 2013. Será su 16ª final, una más que el Maccabi.

El Madrid es el favorito, pero evita creérselo. “Si lo hiciéramos, mal iríamos”, dice Laso. Y Blatt, técnico de discurso embriagador, intenta que el rival baje la guardia: “Nos espera el más fuerte. Podría decir que estoy asustado”. El genio de las trampas defensivas, de esas zonas de ajustes que generan el caos para luego pescar en él, sabe que el Mediolanum de Milán empujará por ellos. Cancha talismán para los amarillos con dos remontadas heroicas en un mes (Armani y CSKA). Su fórmula resulta sencilla: jugadores abiertos, amenaza desde el triple y Hickman y Rice driblando. También Smith. Manda Ohayon y mete miedo Big Sofo, la mole, aunque no da para más de 15 minutos en pista. Aquí hay final. Los Sergios, Mirotic y Rudy tienen la palabra.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon