Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La nueva 'guerra' entre Aleix Vidal y Luis Enrique

El Economista El Economista 01/08/2016
Vidal no descarta su salida del Barcelona © Reuters Vidal no descarta su salida del Barcelona

Aleix Vidal fue, junto con Arda Turan, el gran triunfador del amistoso que el pasado sábado dio por iniciada la pretemporada culé frente al Celtic de Glasgow. Pero eso no le vale a Luis Enrique, el entrenador blaugrana. El preparador sigue rivalizando con su pupilo. Es la nueva guerra entre técnico y defensa.

Una guerra que comenzó cuando Aleix Vidal se dejó llevar allá por el mes de febrero. El lateral vio que iba a tener complicado jugar de titular y empezó a dejarse llevar en los entrenamientos entre caras largas y algún que otro mosqueo. Eso no gustó a 'Lucho'. Tampoco le gustó que en un periscope con Piqué, Vidal, fichado del Sevilla en verano, pero debutante en enero por aquello de la sanción FIFA, bromeara con sus reiteradas suplencias, con ser un habitante habitual del banquillo.

Eso mandó al jugador catalán a la grada para sorpresa de muchos, que no entendían que Sergi Roberto le hubiera adelantado como segundo lateral culé sólo por detrás de Alves.

Fue así como terminó un curso que sirvió para resetear la mente del jugador. En este arranque de pretemporada, Vidal ha reconocido que no hizo bien, que se dejó llevar y que quiere ganarse de nuevo el puesto. Sucede, sin embargo, que esas buenas declaraciones y su buen partido ante el Celtic no le ha valido de mucho. Después del partido, Luis Enrique se negó a elogiar al zaguero. Todo lo contrario que sucedió con un Sergi Roberto al que puso por las nubes como ejemplo de hombre polivalente, de jugador sacrificado por la causa.

Quizá forma parte de una estrategia para que Vidal siga apretando. Quizá es que esta relación es ya irreconciliable. Sea como sea, lo cierto es que este nuevo frente en esta guerra parece una realidad que, de seguir por una senda poco propicia para el futbolista, podía acabar con el '22' blaugrana lejos del Camp Nou. No quiere verse otro año enfrentado con su técnico y, sobre todo, lejos del terreno de juego jornada tras jornada.

MÁS EN MSN

-Los 5 frentes abiertos de Zidane a nueve días de la Supercopa

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon