Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La obsesión 'anti-Barça' de Florentino Pérez

El Economista El Economista 19/02/2016

Florentino Pérez © EFE Florentino Pérez Día tras día, la página web 'Football Leaks' filtra documentos que muestran la realidad del mundo del fútbol europeo y, en ocasiones, de un caso concreto. Del Real Madrid. Este viernes le ha tocado el turno a una salida del club blanco que, en su momento, dio mucho de qué hablar. 'Football Leaks' ha desvelado hoy como fue la salida de Ángel Di María de la casa blanca rumbo al Manchester United. Un contrato de 16 páginas certifica la venta y deja al aire varios aspectos importantes vinculados con esta salida.

El primero es el precio real del futbolista. Di María dejó 75 millones de euros (tal y como se afirmó aquel 26 de agosto) que, con las cláusulas que se incluyeron en el contrato, se elevaron finalmente hasta los 76 por la clasificación de los 'diablos rojos' para la fase de grupo de la Champions en 2015. La otra gran conclusión de este filtrado es que el Real Madrid tiene cierta dosis de 'pánico' a que sus jugadores puedan acabar vistiendo la camiseta del Barça. Sí, 'El Fideo', al igual que pasó con Mesut Özil, tenía una cláusula para evitar su venta al FC Barcelona o, en el mejor de los casos, para sacar una importante suma económica por esta operación.

La sexta cláusula del traspaso establece que si el Manchester United hubiera decidido vender a Di María a un club español entre los años 2015 y 2017 (esto es, tres ventanas de traspasos), el Real Madrid debería haber recibido importantes sumas de dinero en función del año en el que se hubiera dado esta venta.

Si hubiera sido en 2015, 50 millones de euros. Un año después, en 2016, el Manchester debería haber abonado a los merengues 40 millones. Si esta operación se hubiera producido en 2017, el precio habría quedado fijado en 30 millones. De ahí en adelante hasta el final del contrato de Di María con el United (30 de junio de 2020), podría haber sido vendido a cualquier club español sin que hubiera mediado penalización alguno.

Todo ello en el caso de que hubiera sido traspasado a un equipo español que no fuera el Barça. Porque en el caso contrario, en caso de que esa venta se hubiera producido para ver a Di María de blaugrana, las condiciones habrían cambiado en lo que a los plazos temporales.

Las condiciones para 2015 y 2016 habrían sido idénticas a cualquier otro equipo español, esto es, el United abonaría al Madrid 50 o 40 millones de euros respectivamente.

Sin embargo el Real Madrid se ocupó de alargar el tercer supuesto desde 2017 hasta 2020 de tal forma que si en estos tres años el United hubiera vendido al jugador al Barça, el Real Madrid habría recibido 30 millones de euros.

Además, los merengues se ocuparon de protegerse ante cualquier triquiñuela con terceros equipos. Si el United vendía a Di María a un club no español y este se lo vendía en el mismo año a un equipo español o al Barça, las condiciones se aplicarían igualmente como si la operación se hubiera dado entre el United y ese equipo español. Sólo habría habido una excepción: si esa venta 'indirecta' hubiera sido al mismo Real Madrid.

Blindaje anti-Barça

Este tipo de cláusulas anti Barça, por lo filtrado estos días por 'Football Leaks' parecen una práctica habitual en el equipo merengue. Özil también tiene la suya. Si el Arsenal decidiera vender al alemán a un equipo español, el Real Madrid tendría 48 horas para igualar la oferta.

En tal caso, siempre primaría la propuesta merengue. Si el Real Madrid no ejerciese ese derecho de tanteo y la operación superase los 50 millones de euros (cifra por la que fue vendido) el Real Madrid percibiría el 33% de la diferencia entre lo pagado y estos 50 millones.

Nunca más de 90 millones

En el caso de Di María se resuelve también que el futbolista argentino nunca le costaría al United más de 90 millones en lo que se refiere al traspaso inicial. El primer precio que se fijó fue de 75 millones que se pagarían en tres plazos de 25 cada uno. El primero se hizo efectivo en 2014, el segundo, en 2015 y el tercero se abonará en agosto de 2016.

Además, el Real Madrid incluyó unas cláusulas por las cuales el United abonaría cantidades extras al Real Madrid por supuestos como la clasificación del United para la fase de grupos de la Champions (un millón), la nominación del jugador para el Balón de Oro (5 millones) y la consecución del Balón de Oro (5 millones). La suma de estas cláusulas jamás podría superar los 15 millones. Es decir, Di María jamás costaría más de 90.

MÁS EN MSN

-La 'cláusula anti-Barça' de Di María

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon