Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La oportunidad histórica del baloncesto femenino en Almería

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/05/2014 EFE

Almería, 14 may (EFE).- La pasada temporada, un grupo de chicas de la cantera baloncestística almeriense, tan poco habituada a los éxitos, lograban la medalla de bronce en el campeonato de 1ª División Nacional femenina, con una canasta en el último segundo. Este año han ido un paso más allá y se han llevado el oro y un ascenso histórico a Liga Femenina-2.

El equipo Tomates CASI CB Almería ha logrado este fin de semana la hazaña que confirma la extraordinaria progresión de un equipo que, en palabras de su capitana, Elena Rueda, "ha pasado de disputar los partidos a empezar a ganar medallas, que es lo que más ilusión les hacía a estas niñas".

El salto del bronce al oro se ha producido, además, con una plantilla más corta que la de la temporada anterior.

"Nosotras perdimos a dos jugadoras fundamentales con respecto al año pasado -narra la capitana-, dos jugadoras titulares indiscutibles en nuestro equipo y básicamente en cualquier equipo de esta categoría", algo que "íbamos a notar mucho. No nos quedábamos con peor equipo, pero sí con menos rotaciones".

Ello no les ha impedido la gesta "solo con trabajo, trabajo y trabajo; no hay más".

¿La clave? "No somos estrellas y no tenemos ninguna jugadora espectacular. Nosotras mismas hemos creído en el equipo, el entrenador en nosotras y nosotras en él. Y al final se ha conseguido", explica.

Para Elena Rueda, el oro y el ascenso tienen un sabor especial porque, siendo la veterana del grupo, fue entrenadora de muchas de sus hoy compañeras en categorías inferiores.

"Eran niñas buenas, que competían mucho, pero en los sectores era una decepción tras otra. Ellas pensaban que jamás iban a conseguir una medalla, y las han conseguido a lo mejor donde no se esperaban, en categoría sénior", cuenta.

El futuro es una incógnita. Más difícil que lograr el ascenso es encontrar los apoyos necesarios para competir en Liga Femenina-2, según Rueda, que lleva "muchos años viendo equipos de Andalucía que suben a Liga Femenina-2 y que al final no pueden competir en esta categoría".

El principal problema, dice, "es la distancia de los desplazamientos que hay desde Almería, ahora, al resto de sitios donde hay equipos".

La Liga Femenina-2 son "palabras mayores", tanto el hecho de que prácticamente no hay ningún equipo "de Madrid hacia abajo", como por el hecho de que "hay jugadoras que están en selecciones españolas sub-20, sub-19 o sub-18", u otras "extranjeras y comunitarias", mientras ellas son todas jugadoras de Almería, menos una de Jaén.

El Club Baloncesto Almería tiene ahora mucho trabajo por delante para conseguir esos ansiados apoyos. "Espero que continuemos, que sobre todo ahora no se conformen con haber conseguido esto. Es muy bonito vivirlo y no tiene que ser solo esta vez, hay que continuarlo. Las niñas tienen 20 años y tienen muchos años para seguir tocando este techo y ponerlo mucho más alto", concluye Rueda.

1011392

tsn/ja

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon