Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La otra carrera de Contador

ABC ABC 31/03/2016 José Carlos Carabias
Alberto Contador persigue a Froome en la edición del Tour de 2016. © Reuters Alberto Contador persigue a Froome en la edición del Tour de 2016.

Pone Alberto Contador los sentidos en cada carrera que disputa o gana, pero reserva parte de su atención cada día en el hotel, después de la ducha, el masaje y la cena, para las noticias que le transmite su hermano. Fran Contador, también su representante en doble faceta de pluriempleado familiar, lleva meses de laboriosa búsqueda en persecución de un objetivo complejo: crear un equipo ciclista.

El clan Contador pretende un patrocinador que aporte quince millones de euros y en contrapartida tiene al campeón, dos Tour, dos Giros y tres Vueltas en su rutilante hoja de servicios, inigualable para cualquier ciclista español salvo Miguel Induráin y sus cinco Tour. Según cuentan, habría dos multinacionales de capital extranjero interesadas en el proyecto. Todo en condicional, como el futuro deportivo del mejor ciclista de España.

«Las cosas de palacio van despacio», dice a ABC Fran Contador, tipo afable y licenciado en marketing que da capotazos a cada pregunta. «Seguimos trabajando para cerrar un acuerdo cuanto antes». «No hay nada cerrado ni tampoco descartado. Todos los que estamos en este barco, ponemos todo de nuestra parte para que el proyecto salga adelante».

La familia Contador había fijado una fecha idílica en su hoja de ruta como tope para seguir con las negociaciones o aparcar la idea. El 31 de marzo, hoy. Sucede que, como tantos otros emprendedores que lo han intentado antes, sus planes no coinciden con los tiempos de los departamentos de marketing, áreas de patrocinio o consejos de administración de empresas que tendrían que hacer frente a un desembolso considerable: quince millones cada año.

No más plazos

Así las cosas, en la cueva de los Contador han decidido no establecer más plazos. Saben que en junio ya será tarde para formalizar la creación de un nuevo equipo: trámites, papeleos, logística, camiones, autobuses y, sobre todo, los corredores. La mayoría de los ciclistas de primer nivel tienen apalabrado o medio asegurado su futuro antes del Tour. Después del Tour, ya es casi imposible contratar a corredores apetecibles sin que se dispare el presupuesto.

Fran Contador ha rastreado entre las multinacionales españolas y no ha sacado nada en claro. Unas han asociado su imagen a otros deportes y a otras no les ha interesado la propuesta. La crisis aún perdura. En el extranjero se ha encontrado con variedad de respuestas. Desinterés, poco interés, discutible interés y mucho interés. En este grupo estarían las dos multinacionales que todavía negocian con Contador.

El ciclista, que en 2008 habló con Fernando Alonso de un proyecto común, tiene claro que después de ganar todo, de alcanzar la cumbre del ciclismo, solo encontrará la motivación si es capaz de montar una estructura ciclista propia, con gente de su confianza. Algo diferente a lo que ha conocido.

MÁS EN MSN

-El genial 'zasca' de Clemente a Josep Pedrerol

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon