Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La particular bienvenida de Michael Jordan a un Richard Hamilton rookie

Logotipo de BASKET4US BASKET4US 14/12/2016 Pablo Lopez
La particular bienvenida de Michael Jordan a un Richard Hamilton rookie © BASKET4US La particular bienvenida de Michael Jordan a un Richard Hamilton rookie La particular bienvenida de Michael Jordan a un Richard Hamilton rookie © BASKET4US La particular bienvenida de Michael Jordan a un Richard Hamilton rookie

Cuando Richard Hamilton iniciaba su carrera en la NBA tuvo la fortuna de encontrarse con su ídolo y uno de los mejores jugadores de todos lo tiempos: Michael Jordan. Su primer encuentro con la estrella fue inolvidable, y no precisamente porque fuese emotivo, más bien porque fue un poco ‘peculiar’, según se pudo conocer.

Jordan acababa de llegar a ocupar la posición de Gerente operativo de Washington Wizards, a donde llegaba después de su segundo retiro. Era enero del 2000 y Hamilton estaba a mitad de su primera temporada en la liga, lleno de ilusión y ansiedad por ver a su héroe de la infancia, quien ahora sería su jefe.

Sin embargo su primer encuentro con el miembro del Salón de la Fama no fue precisamente el más agradable. Hamilton recordó en entrevista con ESPN como sucedió. Llevaba puestas una zapatillas, no cualquiera, unas de la marca de Jordan. Entonces, la leyenda se acercó y le dijo: "Mi zapatilla son para All Stars".

La motivación de Richard Hamilton para ser el mejor

Esto fue un golpe contundente para su ego, pero, como confesó más tarde, estas palabras fueron el impulso necesario para jugar al máximo y demostrarle a Jordan que era digno de llevar su ropa deportiva. Solo año y medio después tuvo la posibilidad de jugar en la cancha toda una temporada con su ídolo antes de marcharse a Detroit Pistons, donde finalmente consiguió participar por cuatro años consecutivos en el juego de las estrellas. Ya era digno de portar las zapatillas.

Pero la cosa no quedó allí, sino que Hamilton logró firmar un millonario contrato publicitario con la marca deportiva Jordan, la misma que fabrica y comercializa todos los elementos que tienen que ver con el gran Michael Jordan.

El último paso que dio Hamilton relacionado con la leyenda fue que en las temporadas 2011-12 y 2012-13, las últimas de su carrera, jugó en Chicago Bulls, la misma franquicia en donde Jordan forjó su camino y logro convertirse en el mejor jugador de todos los tiempos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon