Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Peña Amigos de loja celebró el XIX aniversario

AS AS 22/04/2014 As.com

Un año más -¡y ya van diecinueve!-, nuestra Peña celebró desde el 3 al 5 de abril su tradicional y esperado aniversario. Un año más todos los socios, con amigos y familiares, tuvimos la oportunidad de hacer balance del curso pasado y celebrar con ilusión y esperanza los nuevos retos que nos deparará el futuro. Un año más tuvimos la suerte de poder celebrar la buena “salud” que disfruta nuestra Peña y su proceso lento pero seguro hacia su madurez como asociación. Un año más pudimos recordar los buenos momentos vividos en la Peña y con el Real Madrid y, también, los malos momentos pasados cuando la vida y los malos resultados nos “golpeaban” y ponían en aprietos a nuestro Club. Y así, “firmes en la realidad” que ahora vivimos nos dispusimos con ganas a celebrar al máximo todos y cada uno de los momentos de este nuevo aniversario para “seguir soñando” con nuevos logros y con nuevas victorias de nuestro equipo del alma.

Y, como ya es tradicional, como amplio preámbulo de nuestro Aniversario, durante el mes de marzo y principios de abril, se disputaron con una buena participación diferentes torneos: de dominó, de chinchón, de subastado y de diana. También –para los “peques” de la Peña- se celebró un concurso de dibujo. Todos los torneos se disfrutaron con ganas y buen humor pero, también, con una buena dosis de sana competencia… ¡Todos querían ganar… y la verdad es que todos los torneos estuvieron muy reñidos!

Después llegamos al mes de abril y a los “días grandes” de nuestro Aniversario. Para “abrir boca” e ir preparando el cuerpo para lo que se avecinaba, el viernes -4 de abril- celebramos en la sede de nuestra Peña una pequeña fiesta en la que obsequiamos a todos los socios asistentes con una copa. A esta fiesta no acudió mucha gente porque muchos trabajan y el cansancio también hace mella pero los que asistimos pasamos unos buenos momentos en compañía de familiares y amigos. Fue una nueva oportunidad de “estrechar” lazos entre todos nosotros y seguir intimando.

El sábado 5 de abril, día de nuestro Aniversario, comenzamos con energía y buen fútbol. A las 11 de la mañana se disputó el tradicional partido de fútbol sala entre socios e hijos de socios. ¡Aquí es dónde sale a la luz todo el talento que hay en nuestra Peña! ¡Nuestros “butragueños”, “casillas” y “ronaldos” se ponen de corto por un día y despliegan todas sus habilidades futbolísticas! ¡También aquí existe sana rivalidad! ¡Los padres no quieren perder y los hijos están deseando ganar! Así que, como es lógico, el que “paga los platos rotos” ¿quién es? ¡El arbrito! Aunque este año, la verdad, nadie se ha quejado mucho de él… cosa rara.

Para recuperarnos de “tamaño esfuerzo” no hay nada mejor que ¡una buena cervecita en compañía! De este modo, ya duchados y bien “vestidos y guapos”, muchos de los socios de nuestra Peña –como es costumbre- se acercaron a la sede para tomar el aperitivo en compañía de nuestro Presidente y del representante enviado por el Real Madrid: Salguero. Fue una gozada y todo un honor poder disfrutar por primera vez de la presencia de tamaño jugador… ¡Gran persona y gran defensa! ¡Un lujo poder compartir charla, afición madridista y copa con él!

Ya más tarde, después de tamaño aperitivo ¡tocaba comida de Aniversario! Cerrada nuestra sede, todos nos desplazamos hasta el Hotel Manzanil donde ya nos esperaban el resto de socios, amigos y familiares para disfrutar de nuestra tradicional Comida. A partir de las 14.30 h. todos pudimos saborear un suculento menú acompañados de una buena representación de autoridades locales –Alcalde y algunos concejales- y de Salguero. La comida transcurrió entre bromas, buen humor y alegría… ¡estábamos felices de compartir aquellos momentos con nuestras familias y amigos, y orgullosos de nuestra identidad madridista! Y, como broche de oro, para endulzarnos aún más los postres y tras los consabidos discursos protolorarios, tuvimos la fortuna de disfrutar de dos grandes actuaciones musicales: el cuarteto “CUARTO Y MITAD” y el hermano de nuestro Presi que nos deleitaron con grandes piezas musicales… ¡Estuvieron geniales y crearon un ambiente mágico e irrepetible! Para finalizar se procedió a la entrega de diferentes trofeos y obsequios a los ganadores de los torneos celebrados y a Salguero; dentro de este apartado la Peña quiso homenajear, mediante la entrega de una placa, la labor realizada por Antonio Corpas –nuestro tesorero- encargado de “mimar” como nadie los ingresos de nuestra Peña y “frenar” las ganas que, a veces, nos acometen de hacer gastos innecesarios. Y ya, tras el canto de nuestro himno y el brindis tradicional, pusimos punto final a una comida de Aniversario feliz y única.

Sin embargo, nuestro Aniversario no acabó aquí. El domingo también nos esperaban momentos muy especiales por vivir, comenzando por el acostumbrado “Desayuno de la Peña”, donde socios y familiares nos reunimos en torno a la mesa para despertarnos con el sabor de un buen vaso de chocolate acompañado con churros y algunos de los dulces típicos de nuestra localidad. Este es el momento más entrañable de nuestro Aniversario porque desayunamos como “en familia”, como si estuviéramos en casa un domingo cualquiera pero con amigos. No sólo hay tiempo para desayunar sino también para charlar con tranquilidad de la vida, de los últimos acontecimientos ocurridos en nuestra ciudad, por supuesto del Real Madrid y de tantas y tantas otras cosas que dan al “domingo” su esencia de día de descanso y de familia.

Finalmente, alguien sugirió continuar la celebración en la comida del mediodía. Pronto, algunos socios con sus familias estuvieron de acuerdo con la idea y, después de dialogarlo un rato, decidimos que –mejor que comer en la sede- deberíamos disfrutar del día tan soleado que ya hacía fuera. Rafael ofreció su casita en el campo y todos estuvimos de acuerdo con el lugar; su mujer, Flor –siempre atenta a estos detalles- propuso el menú: unas buenas “papas a lo pobre” con un buen vino o cervecita y también nos gustó. Así que, concluído nuestro desayuno –cerca de las doce- todos los que nos animamos nos pusimos en camino.

Una vez allí, nos distribuimos las tareas: unos se encargaron de preparar el aperitivo, otros se ocuparon de limpiar un poco el lugar donde íbamos a estar y otros se encargaron de preparar los ingredientes de la comida que se iba a cocinar. Después llegó el aperitivo: una buena cervecita u otra bebida con unas buenas tapas para abrir el apetito; todo ello disfrutando del sol y el aire libre que nos rodeaba. Cocinada la comida, llegó el momento de sentarnos a la mesa y deleitar nuestro paladar con nuestras “papas a lo pobre” y unas buenas ensaladas… ¡Qué rico! ¡Que cierto es un dicho muy nuestro que dice que “la comida en el campo siempre sabe mejor! Terminada la comida, recogida la cocina y lavados los platos “religiosamente” llegó el momento del “café, copa y… siesta”. ¡Dicho y hecho! Tomamos café con algún que otro dulce que sobró del desayuno, después algunos se animaron con la copa y, finalmente, llegó la siesta que algunos hicieron y que otros –los más activos- cambiaron por un buen paseo o por un rato de pádel. Y así llena de tranquilidad y sol fue transcurriendo la tarde, con tiempo para todo: para un rato de charla, una copa vespertina, alguna partida de dominó… ¡Como Dios manda, por eso Él reservó el domingo como día de descanso y, por eso, nosotros lo cumplimos punto por punto. ¡Un punto final ideal para nuestro XIXº Aniversario!

 Autor : ENCARNI

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon