Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La pizarra de Unzué marca la diferencia

SPORTYOU SPORTYOU 30/09/2016 Marc Fuster
La pizarra de Unzué marca la diferencia © Getty Images La pizarra de Unzué marca la diferencia

En una de las salas de la Ciudad Deportiva Joan Gamper, Luis Enrique y su mano derecha, Juan Carlos Unzué, revisan una y otra vez las múltiples posibilidades de gol a balón parado que tiene el equipo. El especialista en este caso, el exportero, le cuenta al asturiano qué jugadas ensayará con sus pupilos en los entrenamientos. El laboratorio azulgrana es una fuente de goles desde que la pareja se sentó en el banquillo y ha añadido un nuevo registro de gol al Barça.

La estatura media de la plantilla azulgrana de los últimos años nunca fue muy alta. Los 'locos bajitos' que dominaban la medular hacían bailar a sus compañeros pero también a los rivales. Los Xavi, Iniesta y Messi, letales con el balón en los pies, nunca se caracterizaron por su potencia cabeceadora. Ni Pep Guardiola a lo largo de sus cuatro temporadas, ni tampoco Tito Vilanova ni Gerardo 'Tata' Martino fueron capaces de aportarle al Barça gol en el juego aéreo.

Los goles de estrategia del Barça © Proporcionado por Sportyou Los goles de estrategia del Barça

Con la llegada de Luis Enrique, el equipo ha crecido en cuanto a balón parado se refiere. Las diferencias son enormes y en las últimas cinco temporadas antes de 'Lucho', los mejores registros los marcó Guardiola, en la 2009-10, con 13 goles 'de pizarra'. Desde entonces, ni el de Santpedor, ni Tito ni el 'Tata' superaron la cifra de seis tantos. El propio técnico quiso elogiar a su amigo y asistente tras el encuentro ante el Borussia Mönchengladbach: "La estrategia nos hace ganar los partidos. Está claro que la pizarra de Unzué ha funcionado a las mil maravillas".

En la primera temporada del asturiano y Unzué en el banquillo, el Barça marcó 21 goles a balón parado. Diez llegaron de córner y once de falta: cinco de ellas directas -gracias a la finura de Leo Messi en los tiros libres- y seis de falta lateral. El jugador que más veces marcó en este tipo de jugadas fue Gerard Piqué, con un total de siete tantos.

Los números fueron mejores durante el segundo año del tándem que forman Luis Enrique y Unzúe. Un total de 23 tantos de los 171 que anotó el equipo -gran parte de ellos obra de la MSN-, fueron a pelota parada. Once de falta -8 directas y 3 de estrategia-, y doce de córner sirvieron al Barça para alzarse con la Liga y la Copa del Rey.

La prueba de que este equipo es más completo con un registro más se evidenció en el Borussia Park. El gol de Gerard Piqué cerró la remontada azulgrana y supuso el quinto tanto a balón parado del Barça en los diez partidos disputados hasta el momento. No hay duda de que los experimentos del laboratorio de 'Lucho' y Unzúe son efectivos y el equipo ha añadido a su potencia goleadora una vertiente más para desatascar partidos complicados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon