Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La posesión se perdió en Vallecas

SPORTYOU SPORTYOU 02/03/2016 Marc Fuster
La posesión se perdió en Vallecas © Getty Images La posesión se perdió en Vallecas

Sí, tenía que ser en Vallecas. En 2013, el Barcelona perdió la posesión tras más de cinco años siendo el jefe del balón. Pep Guardiola convirtió al Barça en una máquina de ganar títulos, pero además impuso un estilo de toque en el que jugar bonito era tan importante como ganar. El 'Tata' Martino fue el responsable aquel día de perder el control del juego. El Barça ganó por 1-5 pero El Rayo de Paco Jémez consiguió el 51% de la posesión. El entrenador argentino no entendía el porqué de todo el ruido generado entorno a un detalle que para él era ridículo. Ni el público ni los jugadores estaban acostumbrados.

Hoy, tres años y triplete después, Luis Enrique explica que la posesión es secundaria. Su equipo no la necesita tanto como el de Guardiola. La delantera formada por Leo Messi, Luis Suárez y Neymar es capaz de hacer gol en la jugada más aislada, como sucedió en el Emirates en los mejores minutos del Arsenal. Piqué cedió el balón tras un córner en contra y, a partir de allí, el tridente hizo el resto. Aquel gol era la confirmación de la idea futbolística del técnico asturiano: "El fin es ganar el partido, la posesión es secundaria".

Este Barça marca el 30% de los goles al contraataque. Luis Enrique ha asegurado que la posesión es clave en la filosofía del club pero ante equipos como el Rayo no le preocupa perderla. "Hay que generar más ocasiones que el rival. Me inquietaría si la perdiéramos en todos los partidos". En los cuatro años que estuvo Guardiola al frente del Barça, nunca se oyó nada parecido. Ahora, los aficionados tampoco se exaltan por perderla, el fútbol del Barça ha evolucionado y combina el toque con los contragolpes, dominando así todas las facetas del juego y haciéndole aún más letal. El tempo ya no lo marcan los mediocentros; este Barça baila al ritmo de un tridente que ya suman 84 goles esta temporada comandado por un Leo Messi a un grandísimo nivel.

Ante el Rayo Vallecano, el equipo tiene la posibilidad de marcar su propio récord en la competición doméstica con 35 partidos sin conocer la derrota. El hito lo puede lograr sin tener la posesión como ya le sucedió en 2013, algo que parecía imposible hace cinco años cuando el Barça enamoraba al mundo con su juego de toque, lo que alguien bautizó como 'tiki-taka'.

jwplayer('player-post-J2liTzV7DCw').setup({

file: 'https://www.youtube.com/watch?v=J2liTzV7DCw',

image: 'http://img.youtube.com/vi/J2liTzV7DCw/hqdefault.jpg',

width: '640', height: '360',

advertising: {client: 'vast',

tag: 'http://www3.smartadserver.com/ac?siteid=70410&pgid=534620&fmtid=32804&ab=1&tgt=&oc=1&out=vast&ps=1&pb=0&visit=S&vcn=s&tmstp=' + new Date().getTime()}}

);

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon