Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La prensa hace sangre con el error garrafal de Claudio Bravo

SPORTYOU SPORTYOU 20/10/2016 sportyou
El error garrafal de Claudio Bravo © Getty Images El error garrafal de Claudio Bravo

Al margen de su pasado azulgrana, Claudio Bravo y Ter Stegen tienen algo en común: los elogios que recibe su juego de pies. Si hace unas semanas le tocó al portero alemán estar en la picota por su estruendoso error ante el Celta (se confió al recibir el balón y lo remató con un pésimo despeje que acabó en gol), ahora es Claudio Bravo quien ocupa el ojo del huracán. El chileno regaló el balón a Luis Suárez, nada menos, y atajó con la mano fuera del área con el que el delantero trató de encontrar la meta desguarnecida. El colegiado no dudó en mostrarle la tarjeta roja por evitar la ocasión manifiesta de gol, por más que algunos jugadores del City, como Otamendi, trataran de convencerle de que la había sacado con la cabeza. "Son cosas que pasan a veces. Es la vida del portero", dijo al acabar el partido Ter Stegen. "Es parte del juego, hay que convivir con ello", dijo Guardiola.

Este error le ha costa duras críticas de la prensa inglesa. El diario 'The Sun' aprovecha el nombre de Claudio para, a través de un juego de palabras, calificar al meta como "payaso" (Clownio). El 'Mirror' habla de un "ridículo error" de Bravo por el que el Barcelona tendría que dar las gracias y recalca que, tanto él como Guardiola ayudaron a la superioridad de los azulgrana. Mientras tanto, 'The Guardian' calificó como "absurda" la expulsión del chileno.

El público del Camp Nou despidió con aplausos a Bravo, su portero en las dos últimas ligas. Guardiola pidió su fichaje a finales de agosto, poco antes de que se cerrara el mercado, después de haber tanteado el del propio Ter Stegen, como reconoció antes del partido. Según explicó, para el estilo de juego del Manchester City es fundamental tener un portero que dé buen trato al balón y ayude a crear superioridades en la salida del juego desde el área propia. En su regreso al Camp Nou, sin embargo, Bravo cometió un error de principiante. Poco después, jugando ya once contra diez, Leo Messi marcó el segundo con un disparo desde fuera del área que batió al recién entrado Willy Caballero. Al anterior titular de la portería, Joe Hart, se le buscó una salida con forma de cesión al Torino. Un destino exótico para el que está considerado unánimemente el mejor portero inglés en muchos años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon