Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La puntilla de Piqué al Real Madrid

SPORTYOU SPORTYOU 29/02/2016 Marc Fuster
La puntilla de Piqué al Real Madrid © Getty Images La puntilla de Piqué al Real Madrid

La historia de Gerard Piqué con el Real Madrid tiene numerosos capítulos. El último, ante el Sevilla, ha sido tan indirecto como estrictamente deportivo. Su gol puso el definitivo 2-1 y deja a los blancos a 12 puntos. Aunque el propio Piqué aseguró al finalizar el encuentro que él sólo se fija en lo suyo y que él sólo se fija en lo suyo, los precedentes hablan por sí solos. El central es consciente de que el gol supone dar la puntilla a su máximo rival en la lucha por la Liga, que se acerca al Camp Nou por séptima vez en diez años.

Esta historia no se explicaría sin el 2-6 cosechado por el equipo de Guardiola en el Bernabéu el 2 de mayo de 2009. Aquel día, Piqué se fue al ataque como si de un delantero más se tratara y anotó el último gol. Lo celebró estirando su camiseta y mirando a la grada; un gesto que, sumado al resultado, no sentó nada bien. Semanas después, se volvió a acordar del Madrid en la celebración del triplete: cogió el micrófono y alentó a la grada con el famoso: "Boti, boti, boti, madridista qui no boti". Por si fuera poco, la temporada siguiente reflejó con una 'manita' el 5-0 con el que acabó el primer clásico de la 'era Mourinho'.

Pero Piqué no sólo domina el micrófono, sino también las redes sociales. Su primer gran dardo al Madrid en Twitter llegó en 2013, tras la polémica victoria de los blancos en Elche gracias a un penalti más que dudoso sobre Pepe. "Viendo una película de humor en Canal+ Liga.. Siempre va bien a estas horas de la noche!", escribió. Álvaro Arbeloa, uno de los blancos favoritos de Piqué, le respondió: "Me alegro que algunos cambien el cine por el teatro, eso siempre está bien".

Viendo una película de humor por el Canal + Liga.. Siempre va bien a estas horas de la noche!

— Gerard Piqué (@3gerardpique) 25 de septiembre de 2013

Pero seguramente este último año ha sido el más convulso. Mientras celebraba la consecución de un nuevo triplete, Piqué se acordó del eterno rival: "Y gracias a Kevin Roldán. ¡Contigo empezó todo!", haciendo referencia a la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo tras la derrota (4-0) ante el Atlético. La actuación del cantante colombiano en la fiesta fue considerado por muchos el punto de inflexión para que el Barça acabara conquistando los tres títulos. Con el cuarto, la Supercopa de Europa ante el Sevilla, las cámaras captaron una nueva frase de Piqué: "¡Vamos, chavales! ¡A celebrarlo! ¡Que se jodan los de Madrid, que nos vean dar la vuelta!".

Sin prácticamente pausa, en una rueda de prensa que él mismo decidió conceder, expresó que los pitos no le afectan. "Que me piten en el Bernabéu es sinfonía", dijo en un ataque de sinceridad. Además, aseguró que no se arrepentía de nada y que desea que el Madrid pierda siempre.

Las últimas perlas son de hace escasos meses. Piqué se rió de la eliminación en la Copa del Rey por alineación indebida del Real Madrid con un tuit repleto de caras llorando de risa y solo diez días más tarde dijo en zona mixta que Arbeloa no era su amigo, sino "un cono-cido".

Piqué es consciente de todo el ruido que genera cada vez que habla sobre el Madrid. Su discurso se ha ablandado desde el cruce de tuits que tuvo a finales del año pasado entre Arbeloa y Granero, pero el del Sevilla pudo ser el golpe más doloroso que nunca antes le había propinado y todo ello desde donde se desenvuelve mejor: desde el terreno de juego.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon