Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La reacción del Cristiano más cuestionado

SPORTYOU SPORTYOU 27/09/2016 Miguel Gutiérrez
La reacción del Cristiano más cuestionado © Getty Images La reacción del Cristiano más cuestionado

Como él mismo recordó recientemente, Cristiano Ronaldo es el futbolista más buscado en Google. A su condición de permanente trending topic une, según la revista 'Forbes', la de deportista que más ingresará en 2016, por delante de una legión de golfistas, estrellas de la NFL y del único futbolista que se le acerca en este apartado, Leo Messi. Es una celebridad planetaria, no hay duda. Ha ganado tres veces la Champions League y otras tantas el Balón de Oro, el trofeo por el que derramó algunas lágrimas en 2014. Podría decirse que no tiene nada que demostrar, pero el fútbol no funciona así, exactamente. Esta noche, sin ir más lejos, le aguarda un inesperado examen en el siempre caliente Westfalenstadion de Dortmund.

Cada fin de semana, los entrenadores del Primera División ordenan cerca de 50 cambios. Son unos 2.000 en todo el campeonato, pero cuando éste acabe es probable que no se haya hablado tanto de ninguno como del que dio con Lucas Vázquez sobre el césped del estadio de Gran Canaria. La imagen de Cristiano Ronaldo abandonando con parsimonia el partido entre la UD Las Palmas y el Real Madrid lleva desde entonces abriendo programas deportivos, acaparando tertulias radiofónicas y generando lecturas en diarios como este. Una sobreexposición motivada más por el morbo que suscitan el personaje y sus reacciones que por oposición a la decisión de su entrenador, Zinedine Zidane. "Es lo que hay", se resigna el técnico cuando le preguntan si no se está prestando poca atención al encuentro que el equipo disputará este martes en Dortmund. Según explica Zidane, el cambio no ha afectado al trabajo del grupo. “Tomé la decisión por el bien del jugador. Que se hable de eso más que del partido de mañana, o el de Las Palmas, es así. Hay que convivir con eso. Yo no soy tonto y él es inteligente. Los dos y todos estamos aquí para lo mismo”. Es decir, para luchar por aclarar cuanto antes el pase a octavos de final de la Champions League.

CR7, un gol esta temporada

Cristiano Ronaldo sólo ha marcado un gol en lo que va de temporada. El dato refleja que es su peor arranque goleador como madridista, pero no explica por qué. Para empezar, Cristiano acaba de finalizar su pretemporada. Tras su lesión en la final de la Euro 2016, eligió por una vez el camino conservador. Acostumbrado a forzar para no dejar escapar un partido, dejó correr la Supercopa de Europa y las primeras jornadas de Liga. Regresó a primeros de septiembre ante Osasuna, precisamente el único equipo al que ha marcado hasta ahora. Ni seis minutos tardó en embocar, aunque desde entonces no ha vuelto a hacerlo. Zidane le cambió cuando aún quedaban 20 minutos, pero el tema no dio que hablar. A fin de cuentas, aún no había cogido la forma. Después se perdió la visita a Cornellá-El Prat por una gripe, pero fue titular en los empates contra Villarreal (1-1) y Las Palmas (2-2). Si una victoria es capaz de enmascarar cualquier carencia, un marcador desfavorable (y no digamos dos seguidos) propician que se señale a cualquiera. Y más aún al goleador del equipo, si se queda a cero y apenas participa en el juego. La desconexión de Cristiano no es novedad, pero la sequía sí. Este martes, en el Westfalenstadion, todos los focos serán para él. Las cámaras escrutarán sus reacciones y los aficionados madridistas esperarán su reacción. El fútbol moderno no da tregua. Google tampoco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon