Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La recuperación de Benzema hace temer el mal rollo de Morata

El Economista El Economista 02/09/2016

El Real Madrid está de enhorabuena. Karim Benzema ha comenzado a ejercitarse con normalidad y, a la vista de su recuperación, todo apunta a que podría jugar el próximo fin de semana frente a Osasuna. Bien desde el banquillo, bien incluso desde el once titular, el retorno del francés es una buena noticia para Zidane. Quizá no tanto para Morata. Definitivamente no para Mariano.

Porque hasta ahora el entrenador del Real Madrid no ha tenido problemas para escoger jugadores ante las muchas ausencias que tenía especialmente en la punta de ataque. Sin Benzema, ni CR7 (que también debería volver ante Osasuna), Zidane podía usar a los Morata, Asensio, Mariano y compañía sin problema alguno. Ahora la cosa cambia.

En apenas un par de partidos, si no hay recaídas, uno y otro, Benzema y Cristiano Ronaldo, deberían saltar directamente a la titularidad para conformar de nuevo la BBC. Y ahí nacerá la duda ¿Es inamovible la ya mítica delantera blanca? De serlo (como lo fue la temporada pasada), no sería de extrañar que se empiecen a ver caras largas en los futbolistas antes citados.

Especialmente delicado será el caso de un Morata que, ya lo ha dicho en varias entrevistas, regresó a Madrid sabiendo que lo tendría complicado, pero que desde luego no se iba a conformar con jugar los minutos de la 'basura'. Ya le ocurrió en la primera temporada de Ancelotti cuando subió al primer equipo, comenzó jugando, pero terminó como suplente del suplente. Aquello forzó su adiós a la Juve. En el caso de Mariano es cierto que el propio delantero hispano-dominicano sabe que lo tendrá complicado. Ha sido él mismo el que ha asumido el riesgo de quedarse a probar fortuna. Lo que queda claro es que si en enero se ve sin minutos, podría buscar de nuevo la cesión que el club quiso darle en agosto, pero que él (en colaboración con Zidane) no quisieron tomar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon