Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La sanción que indigna al fútbol sala español

ABC ABC 03/11/2016 Miguel Zarza

El fútbol sala español anda revolucionado desde este fin de semana. En el centro de la polémica está la feísima acción que tuvo lugar durante el partido entre el Palma Futsal y ElPozo Murcia, un choque entre dos equipos llamados a pelear por los títulos a final de temporada. Los insulares como equipo revelación de las últimas temporadas y los murcianos como uno de los históricos de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Durante el encuentro, el pívot Fernando Cardinal acabó expulsado después de recibir un brutal cabezazo por parte del utillero del conjunto local. Una expulsión que además le ha acarreado al luso un serio castigo.

La Real Federación Española de Fútbol anunció este martes que el nuevo fichaje del equipo murciano, procedente de Movistar Inter, deberá cumplir tres partidos de sanción. El motivo, los insultos y amenazas que dedicó a su agresor una vez recuperado del golpe. Una sanción desmedida teniendo en cuenta que al autor del brutal cabezazo únicamente le ha caído un partido más (4) de suspensión. Y así lo han visto la mayoría de los profesionales de este deporte, que no han dudado en poner el grito en el cielo. Por la desproporción del castigo para uno y otro, y por la mala imagen que éste añade a un episodio que ya de por sí ensucia al fútbol sala.

Lógicamente las mayores protestas han llegado desde Murcia. ElPozo hizo público un comunicado en el que consideró la sanción como «injusta» y anunció su intención de recurrir el castigo a su jugador. Como desde otras instancias, no se niega que Cardinal -ciertamente un jugador de sangre caliente- merezca un castigo por sus insultos ante los árbitros tras la agresión, pero sí se ha puesto el grito en el cielo por la severidad de la decisión tomada finalmente por el comité de la RFEF respecto al portugués.

Mientras tanto, el otro protagonista del feo incidente sobre la pista balear, el utillero del Palma Futsal, compartió a través de su perfil en un red social sus disculpas por la agresión.

El Palma Futsal, en un comunicado oficial asegura que el club ya ha abierto «un expediente a Gonzalo Javier Romano por su actitud y por los hechos ocurridos (...). Dicho expediente ha derivado en sanciones de carácter administrativo, federativo y económico previstas en el régimen de conducta interna».

Sin embargo, ninguna de estas medidas ha evitado que el desproporcionado castigo de la Federación haya puesto a jugadores, equipos y aficionados de la LNFS en pie de guerra, quenerando un intenso debate en las redes sociales.

MÁS EN MSN

-Espectacular caída de un ciclista por un arcén sucio

-Muere la portera de Gambia en una patera

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon