Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La segunda juventud de Valentino Rossi

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 20/05/2014 Elvira González

Valentino Rossi es el mejor piloto de motos de la historia moderna haga lo que haga ya con su carrera deportiva y en este final de fiesta, que puede prolongar un lustro más hasta los 40 años, ya no bromea con ello, es cuando está demostrando más de si mismo. Se ha tomado más en serio que nunca el personaje y el trabajo que le ha convertido en millonario, se ha preparado como nunca para volver a ser competitivo ante rivales dos y tres generaciones más jóvenes. Gana por goleada en resultados a su compañero de equipo Jorge Lorenzo y es el único que está convencido que puede plantarle cara, ni que sea en algunas carreras, al fenómeno Marc Márquez.

Lo fácil es ser campeón a los 23, cuando no hay límites, no tienes miedo a cometer errores y tu cuerpo no acumula palos. Lo difícil es volver a ser competitivo cuando te has dado el gusto de meter la pata hasta el fondo a cambio de establecer el récord mundial de salario MotoGP, 14 millones de euros por campaña en Ducati, y perder dos años de 'feeling' sobre una moto. Regresó a Yamaha con una ficha y una actitud humildes y estuvo un año perdido buscando su sitio, por eso entiende tan bien lo que sucede con Lorenzo, y al final empezó a tomar decisiones drásticas. En su caso dijo adiós a su jefe técnico australiano Jerry Burgess y se buscó a uno que hablara su mismo idioma, Silvano Galbusera. Y se ha rodeado de chavales de 20 años con los que entrena en su 'The Ranch' como si él fuera el 'rookie'.

En Le Mans ha llegado a los 299 Grandes Premios –la vela de los 300 la soplará en su casa de Mugello el 1 de junio– y elevó el listón de podios MotoGP a 150, a una media del 50,16%. "No está mal y ya no estoy lejos de los 200 podios en todas las categorías (va por 186). Trabajo siempre duro, estudio todos los modos para mantenerme competitivo. Mi temporada está siendo positiva, he hecho tres segundos puestos y en Austin y Río Hondo tenía potencial para subir al podio. Esto significa que puedo ser competitivo en todos los circuitos y que aprovecho al máximo la Yamaha", explica 'Il Dottore'.

La campaña actual de Márquez sólo es comparable a los años de gloria de Mick Doohan y del propio Valentino. "Marc es uno de esos que surgen de vez en cuando, yo sé cómo se siente. Me recuerda a mí mismo, pero tal vez es aún mejor. Se ve que tiene un amplio margen de mejora, basta ver cómo empezó en Le Mans, y sabe exactamente cómo gestionar la carrera. Yo hacía lo mismo, me encontré en su misma situación. Me hubiera gustado enfrentarme a él cuando tenía su edad".

Para ello necesitaría una máquina del tiempo, pero, por si las moscas, "tal vez sea mejor así, tanto para él como para mí. En realidad me siento más fuerte ahora que a los 22, estoy en forma y he mejorado como piloto. Me enorgullece tener una larga carrera a mis espaldas y ser aún rápido", concluye

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon