Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La semana más dura de Neymar

Goal.com Goal.com 01/10/2015 Ignasi Oliva
En su tercera temporada en el equipo, Neymar se encuentra en el umbral de convertirse en un jugador irrepetible. © Reuters En su tercera temporada en el equipo, Neymar se encuentra en el umbral de convertirse en un jugador irrepetible.

Neymar Da Silva vivirá en el Sánchez Pizjuán la culminación de la semana más complicada de su vida. Si ofrece un buen rendimiento en el difícil desplazamiento a Sevilla no quedará ya ninguna duda de que el Barcelona se encuentra ante el indiscutible heredero de Lionel Messi como líder del equipo y futuro mejor jugador del mundo.

Tras la lesión del argentino ante Las Palmas el pasado sábado todas las miradas se volvieron hacia el brasileño, que en su tercera temporada en el equipo se encuentra en el umbral de convertirse en uno de estos jugadores irrepetibles después de dos años en clara progresión desde que aterrizara al Camp Nou procedente del Santos. Tuvo un buen primer año de adaptación y la temporada pasada anotó 47 goles decisivos para levantar el triplete.

Además, su conexión con Messi dentro y fuera del campo es total. Sin embargo, le ha tocado recoger el liderazgo de su compañero en el peor momento posible, cuando el equipo sufre una plaga de lesiones que impiden al técnico Luis Enrique Martínez acompañar a Neymar del once titular, porque no es lo mismo entenderse con Jordi Alba cuando le dobla la posición en el carril zurdo que cuando lo hace Jérémy Mathieu.

La afición tiene prisa por ver al brasileño tirando del carro y el martes ante el Bayer Leverkusen una parte de la torcida, ansiosa ante el gol inicial del conjunto alemán, incluso se atrevió a silbar la primera versión del Barcelona de Ney, que si bien tardó en abrir el marcador, cuando lo hizo fue para amarrar los tres puntos que le daban al equipo la primera posición en el grupo E de la Champions League.

Si la presión de gustar a un Camp Nou acostumbrado a ver al mejor del mundo durante casi una década no era suficiente, esta misma semana ha sido acusado de evasión fiscal y ha visto como un juez de su país le congelaba bienes por valor de más de 40 millones de euros. "Si no quiere tener más problemas que se vaya al Real Madrid" ha llegado a recomendarle Wagner Ribeiro, uno de sus representantes, al delantero horas antes de jugar contra el Bayer.

Hoy mismo hemos sabido que en breve habrá más novedades en cuanto a su controvertido fichaje por el Barcelona. El fondo de inversión brasileño Teisa ha recibido el permiso para acceder a nuevos documentos relativos al traspaso al haber dictaminado el juez que existen indicios que inducen a pensar que Teisa pudo haber sido engañado después de no declararse el valor real de la transferencia sino sólo una parte de la misma.

Como Messi, el brasileño tiene unas condiciones únicas para convertirse en un jugador de los que marcan época. Su capacidad para abstraerse de todo lo que le rodea será lo que le confirmará, o no, como el heredero del argentino. Ante el Bayer no logró ejercer como faro aunque el equipo logró los puntos. Ante el Sevilla en el Pizjuán jugará su partido número 100. Será la prueba definitiva.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon