Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La solución del '9' contra el Atlético

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/05/2014 Xavier Muñoz
Photo © Image MundoDeportivo.com

Son demasiadas veces tropezando con la misma piedra. El Barça ha sido incapaz de ganar al Atlético de Madrid en ninguno de los cinco partidos oficiales en que se lo ha cruzado esta temporada y el sábado tendrá una sexta oportunidad. El premio será gordísimo: si al fin logra derrotar al equipo del 'Cholo' Simeone, será campeón de Liga. Si falla por sexta ocasión, el título se irá al Manzanares envuelto directamente desde el Camp Nou. La inoperancia ofensiva del Barça en sus precedentes cercanos ante el Atlético pide alguna solución táctica nueva, distinta. Y lo menos explorado ha sido jugar con un '9' de referencia. Apenas se vio en la vuelta de la Supercopa en el Camp Nou.

Es de sobras conocido que en la plantilla de Martino no existe un delantero centro puro, aunque el jugador más parecido a esa figura se llama Alexis Sánchez. La ubicación del atacante chileno molestando como referencia fija a los centrales Miranda y Godín, excesivamente cómodos durante todos sus cruces ante el Barça, puede liberar a otros jugadores que arranquen desde una segunda línea, sobre todo a Messi, víctima del enjaulamiento planteado por Simeone actuando como falso nueve. Lo mismo le pasó a Cesc en el partido del Calderón en la primera vuelta, con Messi lesionado.

Puede haber llegado el momento de probar este recurso: Alexis, en punta, y Messi, justo por detrás. No hay ninguna garantía de que la variante vaya a funcionar, pero en cambio sí hay evidencias irrefutables de que el dibujo clásico ha arrojado ante el Atleti cifras pobrísimas en ataque: dos goles en 450 minutos o, lo que es lo mismo, un tanto cada dos partidos y medio.

El Atleti no necesita ganar

Por otro lado, aunque el ambiente y el escenario favorecen al Barça en esta final virtual de la Liga, el plan de partido le viene como anillo al dedo al estilo de este Atlético. Los de Simeone han fracasado en los últimos encuentros porque necesitabanganar y, a fin de lograr ese objetivo, tenían que abrir defensas tan organizadas como la del Levante o la del Málaga, algo que no lograron. Pero esta vez les vale un empate para cantar el alirón, el objetivo ideal para un equipo concebido hacia el éxito a partir de una primera condición: no recibir goles.

Incluso así, para el Barça hay esperanza. La temporada anterior tuvo un partido de máxima exigencia en el Camp Nou que le obligaba no sólo a ganar, sino que debía hacerlo por más de dos goles. Fue el famoso 4-0 al Milan en octavos de final de la Champions League. Aquel día, Messi jugó por detrás de Villa, que recuperó su vieja demarcación de ariete. Hoy Villa juega en el Atlético, que por cierto es mucho mejor que aquel Milan.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon