Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La undécima del Real Madrid, de penalti

SPORTYOU SPORTYOU 28/05/2016 Julián Ávila
La undécima del Real Madrid, de penalti © Getty Images La undécima del Real Madrid, de penalti

En la lotería de los penaltis. Los ciento veinte minutos solo sirvieron para ver cómo Real Madrid y Atlético fueron perdiendo efectivos por problemas físicos. Ganó el Madrid su undécimo título porque Oblak no fue capaz de detener ninguno mientras que Juanfran estrelló el cuarto lanzamiento contra el palo.

El partido arrancó como se vislumbró en la previa. Con respeto, mucho respeto por ambos equipos. Nadie arriesgaba un pase en el medio del campo para evitar el posible contragolpe. Optaron por el patadón para acá y patadón para allá. Así fue la toma de contacto, vacía de fútbol y muy pendiente de guardar la ropa.

Con estos planteamientos conservadores, los partidos se suelen romper de la misma forma, en una acción a balón parado. El primer aviso lo dio Benzema en una falta sacada por Bale a la que respondió Oblak con una extraordinaria intervención. No pudo hacer lo mismo en otra falta ejecutada desde el otro costado, peinada por Bale y rematada por Sergio Ramos. Gol. Un tanto que no debió subir al marcador porque el central del Madrid estaba en fuera de juego cuando Bale tocó el balón.

El tanto dejó algo tocado al Atlético mientras crecía el Madrid con un juego más dinámico apoyado en la alta velocidad del desplazamiento del balón. Ahí no llegaba la presión del equipo rival y por momento se pensó en un paseo de los blancos antes del descanso.

Sin embargo, de manera inexplicable, el Real Madrid retrocedió veinte metros y el Atlético se hizo dueño del partido. Encontró en el costado izquierdo una vía de agua en la defensa rival porque Bale olvidó echar una mano a un Carvajal que arrastraba una tarjeta amarilla por una dura entrada. Griezmann comenzó a moverse con libertad entre la espalda de Casemiro y los centrales y ahí fabricó un par de disparos con peligro.

Cambió el partido pero no el marcador antes del descanso. Se pasó del posible recital blanco a la posibilidad de empatar el choque a la espera de lo que sucedería en la segunda parte.

La reanudación cambió los roles. El Atlético acentuó el dueño y a los dos minutos Pepe cometió penalti sobre Torres. Griezmann subió la angustia rojiblanca porque mandó el balón al larguero. Pese al mazazo, Savic y Saúl pudieron empatar pero el Madrid escapó de la encerrona.

Tardó minutos el equipo de Zidane en igualar el choque. Incluso tuvo ocasiones. Primero Benzema se vio cara a car con Oblak pero su disparo se estrelló contra el pecho del portero. Luego otra triple entre Cristiano, Bale y Lucas pero tampoco acertaron.

Y lo que tiene el fútbol. En la siguiente jugada,eEl Atlético acertó en la enésima aparición en el área. Se pasó del posible dos a cero al empate a uno. Una buena triangulación entre Gabi, Juanfran y Carrasco acabó con el balón en la portería de Keylor. No hubo para más y el partido cayó en la prórroga.

Las mejores imágenes del partido:

La final de la Champions en imágenes

MÁS EN MSN

Sergio Ramos celebra su gol. Real Madrid - Atlético: la final de la Champions 2016 en imagenes

Volver a reproducir vídeo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon