Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La verdad sobre los alerones de MotoGP

SPORTYOU SPORTYOU 16/04/2016 revistadelmotor.es
La verdad sobre los alerones de MotoGP © Getty Images La verdad sobre los alerones de MotoGP

MotoGP tiene una moda nueva: los alerones. Comenzó como un juego de las Ducati tras la nueva era del gobierno de Audi en la mítica marca de Borgo Panigale. Pero hay mucha leyenda urbana en torno a ellas, empezando por su nombre correcto. Porque últimamente escuchamos o leemos la palabra "aletas" como si estuviéramos hablando de hidrodinámica, cuando, en realidad, nos estamos refiriendo a aerodinámica. Por lo tanto y para empezar, el término alerones o alas es el más correcto.

Por fin, tras un arranque de 2016 en el que hemos visto que estos apéndices han tomado una dimensión desproporcionada, tanto en las Ducati oficiales como en la Yamaha M1 de Jorge Lorenzo, algunos pilotos (sobre todo Dani Pedrosa y Marc Márquez) han alzado la voz diciendo que son peligrosas. Y están denunciándolo en las reuniones de los viernes de la comisión de seguridad de los pilotos.

Pero, muy a la contra de lo que se está publicando acerca de una posible prohibición inmediata, parece que todo lo que queda de año seguirán vigentes. Mike Trimbly, secretario general de IRTA (la asociación de los equipos de MotoGP) ha sido tan demoledor como claro sobre este asunto: "estamos estudiando el caso, pero no podemos prohibirlas de la noche a la mañana porque algunas fábricas han gastado mucho presupuesto en desarrollarlas".

Se refiere, sin duda, a Ducati, que lleva dos a cada lado y son totalmente nuevas este año. Y añade: "La Grand Prix Commision le ha pedido a la MSMA (la asociación de marcas) que traigan ideas nuevas a la cita de Assen. Las queremos prohibir para el año que viene, a no ser que todas las marcas, de forma unánime, nos presenten una opción segura y razonable". Y el final de su intervención no deja de resultar pasmosa: "lo de prohibirlas tendrá que esperar al año que viene... a no ser que haya un accidente".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon