Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La victoria de Froome en Romandía, bajo sospecha

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 15/06/2014 null

La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha sido acusada por el demanario francés 'Journal de Dimanche' de haber ayudado a Chris Froome a ganar el Tour del Romandía tras autorizarle a utilizar un corticoide para curar un resfriado. Según la publicación, Froome se benefició de un AUT (autorización de uso terapeútico) expendida por el director médico de la UCI, el suizo Mario Zorzoli, que le permitía ingerir por vía oral una dosis de 40 miligramos de prednisolona.

“No hay problema; estamos dentro de la legalidad. esto está muy claro. El doctor Zorzoli nos explicó qué podíamos hacer y qué no. No tenemos nada que ocultar”, ha manifestado Dave Brailsford, máximo responsable del equipo Sky. Pero el doctor Gérard Guillaume, que ejerce en el Française des Jeux y consultado por el semanario, señaló que “según el reglamento los corticoides por vía oral no están permitidos en competición. Si un deportista presenta un estado de salud que precise de este tratamiento, en teoría no ha de ser capaz de tomar la salida. Además, la concesión de un AUT sólo puede ser otorgada por un comité de expertos, tal como establece el protocolo de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)”.

La solicitud de la AUT fue formulada por Alan Farrell, médico de Sky, y fue validada por Mario Zorzoli. Según 'Journal de Dimanche' el departamento médico de la AMA ya tiene el 'dossier' de este asunto en su poder.
El semanario galo califica la cantidad de prednisolona que se autorizó a usar diariamente a Froome de “dosis de caballo”. Además, recuerda que el hijo del presidente de la UCI, Brian Cookson, trabaja desde hace cuatro años en el equipo Sky y este hecho podría ser el origen de cierta connivencia. Brailsford rebatió con vehemencia este argumento al manifestar que “es ridículo. He trabajado con Cookson a lo largo de dieciseis años en la federación británica y jamás nadie ha dicho nada. Su hijo trabaja con nosotros y no creo que ello pueda provocar ningún recelo”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon