Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La violencia se adueña de la Euro 2016

SPORTYOU SPORTYOU 11/06/2016 sportyou
Batalla campal en el Inglaterra - Rusia dentro del estadio © Getty Images Batalla campal en el Inglaterra - Rusia dentro del estadio

El caos y la violencia se han adueñado de Marsella, sede del partido entre Inglaterra y Rusia. En la Eurocopa más amenazada por el terrorismo, con el mayor dispositivo de seguridad jamás visto en el fútbol del viejo continente, los 'hooligans' campan a sus anchas. También en Niza, seguidores radicales de Irlanda del Norte han protagonizado incidentes; no contra aficionados de Polonia, su rival este domingo, sino contra grupos fanáticos locales, que al igual que en Marsella se han movilizado ante la llegada de otros violentos. La actuación de la policía francesa ha sido criticada no sólo por su incapacidad manifiesta para frenar los incidentes, sino por su inacción en algunas situaciones y por el uso gases lacrimógenos como única solución para otras.

Batalla en el estadio

En el estadio Vélodrome, ingleses y rusos siguieron con la trifulca que ya habían protagonizado horas antes en las inmediaciones del recinto y, desde el día anterior, por las calles de la ciudad. Decenas de rusos se abalanzaron contra la zona donde estaban los ingleses. Muchos de ellos tuvieron que trepar por la verja para evitar verse envueltos en la trifulca, aunque otros optaron por hacer frente al ataque.

Desde el campo, algunos jugadores se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo. Joe Hart, portero inglés, pidió a su afición que permaneciera en el estadio y así evitar que la pelea se trasladara a la calle:

Un hincha inglés, grave

Antes del encuentro, un grupo de 'hooligans' comenzó a lanzar botellas de vidrio en la zona del puerto antiguo de la ciudad francesa, donde se encontraban los aficionados de ambas selecciones. Por tercer día consecutivo, los antidisturbios expandieron gas lacrimógeno para dispersar al grupo de radicales.

Según informa 'La Provence', un hincha inglés se encuentra en paro cardíaco con pronóstico muy grave después de una pelea multitudinaria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon