Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las confidencias de la Undécima

ABC ABC 30/05/2016 Tomás González-Martín
Los jugadores del Madrid celebran la victoria ante el Atlético. © Reuters Los jugadores del Madrid celebran la victoria ante el Atlético.

Florentino Pérez sabía que sus enemigos esperaban su derrota para atacar su gestión. Su elección de Zidane el 4 de enero fue una apuesta arriesgada para solucionar la crisis que el equipo y la afición vivían con Benítez. El francés consiguió luchar por la Liga hasta el último partido y clasificarse para la final de la Champions.

El Real Madrid se lo jugaba todo a la ruleta rusa. Y Zidane habló claramente con el hombre que le fichó en 2001 como futbolista y en 2014 como técnico. «Presi, te digo lo mismo que te dije en 2002, yo gano a la primera». En efecto, Florentino Pérez le contrató en 2001 y diez meses después conquistó la Novena.

En 2014 ganó la primera como ayudante de Ancelotti. Y ayer consiguió el título cinco meses después de ser nombrado entrenador. «Zizou me lo dijo y así ha sido, tiene estrella», destaca el dirigente.

«¡Álvaro Arbeloa, coge la orejona!»

Arbeloa se despedía del Real Madrid y recordó a todos los jóvenes de la plantilla una gran verdad: «¡Vivid y disfrutad estos momentos, que la mayoría de los jugadores nunca sabrán lo que es ganar la Champions!». El veterano lateral ha ganado dos Copas de Europa. Ayer fue un tercer entrenador para Zidane. «Cogió a Lucas Vázquez y a Marcelo y les aconsejó que estuvieran tranquilo al lanzar los penaltis y que lo hicieran como ellos sabían», destacaba ayer uno de sus compañeros. Ayudó a todo sus compañeros en la prórroga y en esos momentos individuales del «uno contra uno» ante el punto fatídico. Y fue el primero en correr para abrazar a Cristiano y celebrar el quinto penalti que confirmó la victoria. El vestuario le rindió homenaje: «¡Álvaro Arbeloa, coge la orejona!».

No todos los futbolistas vivían el éxito de la misma manera. Jesé estaba cariacontecido por no ser protagonista en la final y sus compañeros le dieron ánimos. Nacho, que fue padre horas antes del partido, tampoco jugó. «¡Nacho, Nacho, padre de la Champions!», coreó el vestuario. «MiniNacho ha llegado, otro madridista más en La Undécima».

«¡James quédate!»

La lesión de Carvajal obligó a sustituirle por Danilo e impidió que James tuviera minutos en la final, que era lo previsto por el entrenador. Zidane habló con el colombiano: «Cuento contigo para la próxima temporada, no quiero que te vayas». El club también desea que continúe y se lo ha dicho. Espera que recupere su nivel. Los jugadores dieron muestras de apoyo al «10» en el vestuario: «¡James quédate!».

«Lucas está hecho para el Madrid»

Fue la noche de los piropos para los jugadores de segundo nivel que juegan de primera. Lucas Vázquez fue, junto a Casemiro, uno de los grandes artífices de esta lucha por la Liga hasa el último partido y del éxito en la Copa de Europa. En la final demostró su autoridad. Sin ser titular, tiene siempre sitio en el equipo. Tiene carisma de ganador. Está hecho en la cantera y lleva en la sangre la idiosincrasia del club. Lo demostró al decir a Zidane que tiraría el primer penalti de la tanda ganadora. Y marcó con una solvencia admirable. El presidente, el técnico y sus compañeros le alaban. «Está hecho para el Madrid», destaca Zidane. Arbeloa cantó su nombre: «¡Lucas selección!». Estaba dicho todo.

«Carvajal, dos Champions con 24 años»

Dani Carvajal pasó meses duros, a la sombra de Danilo. Los dos se relevaban en el puesto, pero el brasileño jugaba los partidos importantes. El español se merecía la titularidad. La recibió en el partido que transformó la situación: el clásico. El 1-2 significó que los blancos lucharan por la Liga y «se creyeran» la Champions. Carvajal se ganó el puesto y así se le ha reconocido. Ayer lloró al romperse en la final. Puede perderse la Eurocopa. Florentino Pérez le abrazó: «Ya llevas dos Champions con lo joven que eres, 24 años».

«¡Casemiro, eres el mejor, el mejor, el mejor!»

El brasileño disfrutó del reconocimiento del presidente, del entrenador y de sus compañeros, que saben bien que Ancelotti permitió que se fuera al Oporto porque no le gustaba. Casemiro se curtió en el conjunto portugués. Regresó al Real Madrid hecho. Y Zidane le concedió la titularidad a partir de marzo. Ha sido fundamental. Simeone auguró que el centrocampista blanco era su mayor preocupación de la final. Y acertó. La plantilla coreó el nombre del brasileiro: «¡Casemiro eres el mejor, el mejor, el mejor!»

Ramos: «¡Presi, mañana te pido más dinero!»

El capitán no paró de gastar bromas después de marcar el 1-0 y su penalti en la tanda triunfal. Recordó las tensas negociaciones de su renovación, en 2015, con humor: «¡Presi, mañana te pido más dinero!». Alguno se lo creyó y Florentino Pérez salió a la palestra: «¡Que es broma hombre!».

MÁS EN MSN

-El gesto del árbitro de la Champions que se ha vuelto viral

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon