Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las extrañas desconexiones del Real Madrid

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 08/12/2016 Julián Ávila
Las extrañas desconexiones del Real Madrid © Getty Images Las extrañas desconexiones del Real Madrid

El Real Madrid lleva las alforjas llenas de sumar puntos, triunfos y empates. Más de una treinta partidos sin conocer la derrota, nueve meses entrando al vestuario sin bajar la cabeza. Una marcha de récord plagada de luces y de sombras bajo el mismo denominador común: el equipo no pierde.

Los seguidores blancos saben que su equipo tiene una pegada brutal al mismo tiempo que sufre unas desconexiones tan injustificadas como inesperadas. ¿El motivo? Nadie ha sido capaz de dar un diagnóstico preciso de estas dos caras. De un tiempo a esta parte, tanto Zinedine Zidane como la mayoría de los jugadores recurrían a la frase hecha y ya manida de "la falta de intensidad" para justificar cada empate.

Ante el Borussia Dortmund, el Madrid cometió los mismos errores de otras tardes pero en esta ocasión no funcionó el comodín del minuto 93 en el Santiago Bernabéu. Por unos u otros motivos. el equipo se cayó físicamente en la segunda mitad, se partió pese a contar con cuatro centrocampistas (en esta ocasión no estaba sobre el campo la BBC al completo) y concedió demasiadas ocasiones al rival.

La cantinela de que el Madrid vive permanentemente en el alambre se justifica con este tipo de partidos. La teoría del interruptor ha sido visible en esta edición de la Champions, donde el equipo de Zidane ha empatado tres partidos, los dos ante los alemanes y ante el Legia, en un calco de partidos. Y recordando que sacó adelante la doble confrontación con el Sporting de Portugal a última hora con los goles de Cristiano Ronaldo y Morata en el Bernabéu y con otro de Benzema en Lisboa.

En la mayoría de las críticas al Real Madrid siempre se ha recalcado esa faceta vinculada al último arreón, al último impulso, a que el equipo no pierde porque nunca se rinde. Cierto. No ha caído pese a las situaciones desfavorables en las que se ha visto, como en el Camp Nou hace apenas unos días. "Es un poco de todo. El fútbol es complicado", dice Zidane para desenredar este galimatías con la majestuosa red que reporta el "sí, juega mal, pero no pierde".

El Real Madrid es líder destacado en la Liga por méritos propios mientras el resto de rivales sigue tropezado y se ha metido en los octavos de final de la Champions como segundo de grupo, lo que le obliga a jugar la vuelta lejos de su campo. Este detalle no rebaja la condición de candidato y favorito al triunfo final, más si sigue regando el jardín con el mismo agua que lo ha venido haciendo desde que Zidane se sienta en el banquillo blanco, pronto hará un año.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon