Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

LeBron aparece y lleva a Miami a las finales de Conferencia

AS AS 15/05/2014 Manuel de la Torre
LeBron James (6) intenta superar a Andrei Kirilenko (47). © AFP LeBron James (6) intenta superar a Andrei Kirilenko (47).

Miami supo sufrir, mantuvo la concentración y justo en los minutos finales, aquellos en los que se demuestra el verdadero potencial de los equipos, ofreció su mejor versión para lograr un apretado triunfo (96-94) y enviar a los Nets de vuelta a Brooklyn sin la opción de disputar un sexto partido. Los visitantes no tuvieron ni la opción de lanzar a canasta en la última posición para intentar forzar la prórroga. Por cuarta temporada consecutiva, las mismas que llevan LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh jugando juntos, los Heat estarán en la final de la Conferencia Este.

De cara a este quinto duelo, los de Jason kidd tomaron buena nota de lo que les había fallado en el asalto anterior: frenar a un LeBron James que se fue hasta los 49 puntos. Lo consiguieron frenar durante gran parte de la noche. Sin embargo existe un puñado de elegidos que tienen la capacidad de desnivelar un encuentro en apenas minutos y sin apenas intervenir en el juego. ‘King’ James es uno de ellos. Ya no es el jugador egoísta por el que pasaban todos y cada uno de los balones en los ataques de aquellos Cavs. Ha aprendido que las circunstancias de este deporte van mucho más allá que el obcecarse a ir hacia el aro una y otra vez. Cuando no se encuentra cómodo ya ha sabe que se pueden ganar y decidir partidos sin necesidad de lanzar 30 veces a canasta.

Decimos todo esto por la gran madurez que mostró a lo largo de los 48 minutos. De salida, ante el momento dulce que estaba atravesando Wade (autor de 10 de los 12 primeros tantos de su equipo para un total de 20 en la primera mitad, su récord

personal del curso) decidió cederle todo el protagonismo. Tras superar los baches a los que se vio sometido en el segundo y tercer periodo (en los instantes finales de este cometió su quinta y última pérdida), se puso el mono de trabajo para con 14 puntos en el último cuarto liderar la fantástica reacción de su equipo con un parcial de 30-19.

Ya en el desenlace, no se desesperó ante la descomunal actuación de Joe Johnson, quien demostró ser uno de los anotadores más prolíficos con 34 puntos, pese a convertir un inverosímil lanzamiento cuando le hacía sentir el aliento en el borde su nariz que establecía el 83-91 a menos de cinco minutos de la conclusión y que pareció llegar a refrendar que cualquier intento de reducir diferencias por parte de los de Florida resultaría inútil. Sin embargo, la venganza no llegaría mucho después.

Tras ese momento, el gran trabajo realizado por los Nets en el ataque, manejando el ritmo y madurando cada posesión hasta encontrar la mejor opción de cara al aro, se diluyó por completo. No volverían a anotar en los próximos 4:38 minutos, errando hasta ocho tiros uno detrás de otro. El propio Johnson, como Deron Williams (17 puntos y cuatro asistencias) y Paul Pierce (19 puntos) vieron como se les apagaba la luz al mismo tiempo. En ese instante, y antes de la reacción final heat, Teletovic tuvo dos triples que podrían haber acabado con los locales. No entraron y acabaron suponiendo la puntilla para su propio equipo. LeBron con un triple suyo y Wade, con su única canasta en los 12 últimos minutos para concluir con 28, iniciaron la remontada. Ray Allen, con su único triple en siete intentos, devolvió a Miami la ventaja a 32 segundos para el final por vez primera desde el segundo cuarto. Antes de esto, hay que destacar la excelente muñeca de Bosh (16 puntos con cuatro triples en la segunda parte), la cual mantuvo con vida a los de Spoelstra.

Ya igualados, en el carrusel final de tiros libres, fue un fallo de un casi perfecto LeBron (finalmente número de superclase: 29 puntos, nueve rebotes y cinco asistencias) desde la línea (15/17) quien dio esperanzas a Brooklyn. Sin embargo, Joe Johnson se vio superado por la presión de poder forzar el tiempo extra y entre ‘King’ James y Allen lograron el robo que vale un pase para una nueva final de Conferencia.

Mientras tanto, los Nets, pese a competir durante la mayor parte de la serie, acabaron por evidenciar síntomas de que este proyecto de estrellas veteranas creado por el multimillonario ruso Prokhorov llega un par de años tarde. Si no, no se explican las caras de desolación de Pierce y Garnett durante un parón en el último minuto. Pese a que aún contaban con opciones, su experiencia ya les había hecho indicar que Miami acabaría convirtiéndose en el primero de los cuatro semifinalistas. Superada la antepenúltima curva, el ‘threepeat’ se ve cada vez más cerca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon