Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

LeBron James, el amigo de los 'locos'

BASKET4US BASKET4US 29/09/2016 Antonio Gil
LeBron James, el amigo de los 'locos' © BASKET4US LeBron James, el amigo de los 'locos'

LeBron James tiene tres títulos de campeón de la NBA, cuatro galardones de MVP de la regular season, tres MVPs de las Finales, doce participaciones en el All-Star Game, dos premios de MVP del Partido de las Estrellas, un trofeo de Rookie of the Year, tres medallas olímpicas... y un don especial. 'King James' es capaz de convertir a jugadores marginales y considerados como 'cabezas locas' en piezas clave de equipos campeones. Escuderos de lujo para un rey que quiere el trono a toda costa. Y no sólo secundarios de lujo en el parquet, sino también en el vestuario y en el núcleo de la plantilla. Ese jugador que cualquier otra franquicia se pensaría dos veces antes de fichar y que LeBron los ve como imprescindibles, pese a que estén 'locos'.

Delonte West... pese a los rumores más malintencionados

La relación entre LeBron James y Delonte West pasó por altibajos y puso a prueba la profesionalidad y la paciencia de 'El Rey'. Cuando Delonte llegó a Cleveland Cavaliers en febrero de 2008, como parte de un traspaso a tres bandas, muchos fueron los que dudaron de él. No era ningún secreto que se trataba de una persona que se medicaba para mantener a raya bipolaridad diagnosticada y su estado de depresión continuo por culpa del estrés de es jugador NBA. Alguien poco de fiar y que siempre acarreaba la etiqueta de "en cualquier momento de le va a ir la cabeza". Sin embargo, West rindió con el uniforme de los Cavs firmó un nuevo contrato con los de Ohio por tres años de duración y a razón de 12.7 millones de dólares. A partir de ese momento el combo guard comenzó a ganar protagonismo y se convirtió en el escolta titular de los de Cleveland, con toda la presión mediática y exigencias deportivas que eso implica. Algo que le desbordó hasta puntos insospechados.

Durante la temporada 2009-10, Delonte West fue de mal en peor y acabó en el fondo de un pozo llamado depresión. Pero ahí estaba LeBron James para tenderle la mano. El propio jugador confesó públicamente con el tiempo que hoy estaría posiblemente muerto si no hubiese sido por la ayuda de 'King James'. El chico de Akron se convirtió en su sombra e hizo las veces de consejero y paño de lágrimas cada vez que Delonte miraba en la dirección equivocada, evitando que la carrera (y la vida) de West acabasen de un plumazo. De ahí que los rumores que surgieron con el tiempo que hablaban de un supuesta relación afectiva, por no decir simplemente sexual, entre Delonte y la madre de LeBron sean costosos de creer.

Chris Andersen, un pájaro libre bajo control

Cuando uno mira esas galerías fotográficas con el antes y el después de los jugadores NBA, Chris Andersen es uno de los más llamativos. Su evolución de joven imberbe y enclenque a monstruoso, tatuado y con cresta es espectacular. Tanto que su aspecto es ahora mucho más acorde a su personalidad de lo que lo era cuando se trataba de un rookie en busca de un sitio en la Liga. 'Birdman' se convirtió en jugador de Miami Heat en la temporada 2012-13. El entrenador Erik Spoelstra pidió su fichaje después de que LeBron James le empujase a reunirse con la directiva de la franquicia de Florida.

Debido a su mala fama, 'El Pájaro' llegó al equipo con un contrato de 10 días como prueba de fuego para lo que sería un acuerdo de mayor duración. Rápidamente respaldado por 'King James', Andersen se ganó un puesto en el equipo y en febrero de 2013 ya era jugador del Heat hasta el final de temporada, siendo clave en las Finales de Conferencia contra Indiana Pacers y las Finales contra San Antonio Spurs, en las que los de Miami se coronaron campeones. LeBron supo mantener a raya al pívot en todo momento y hacer de él un jugador de provecho para un equipo en el que necesitaban de alguien con su carácter en la pista, pese a sus excentricidades fuera de ella.

El vínculo entre ambos jugadores fue tal que LeBron James ha sido el hilo conductor del fichaje de Chris Andersen por Cleveland Cavaliers durante este verano. 'Birdman' llega a los actuales campeones con la etiqueta de 'amigo del jefe' y habiendo demostrado ya que es capaz de funcionar a la perfección junto el líder indiscutible de un equipo que aspira a seguir siendo portadores del anillo ante rivales con ganas de arrebatárselo.

J.R. Smith y su renovación inconclusa

El último caso de 'reinserción' baloncestística junto a LeBron James es el de J.R. Smith. El jugador que salió de New York Knicks de mala manera, entre otras cosas por su descontrolada personalidad y su afición a la vida nocturna, muy bien alimentada en la Gran Manzana, llegó a Cleveland Cavaliers por petición explícita de 'El Elegido'. Cuando pocos creían que J.R. tuviese derecho a una nueva oportunidad en la NBA, LeBron le tendió la mano y le guió por el buen camino, haciendo del escolta una pieza clave en el éxito del conjunto de Ohio y el anillo de título que levantaron los Cavs en las Finales de 2016, destronando a los todopoderosos Golden State Warriors. Smith se convirtió en el mejor amigo de 'El Rey' yen su escudero número 1 en los momentos claves (poner el mismo calificativo a Kyrie Irving no sería justo para el base), hasta el punto de que cuando el jugador pasó a ser agente libre, el propio James no dudó en pedir a gritos su renovación. Una opinión de la que se sirvieron también varios miembros de la plantilla de Cleveland, que quizás influenciados por el buen hacer de su líder, han llegado incluso a catalogar al polémico escolta como un jugador imprescindible para revalidar el campeonato logrado la temporada pasada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon