Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

LeBron James: "Estoy muy bendecido, es un grupo increíble"

AS AS 31/05/2014 EFE
LeBron James, durante el sexto partido. © Proporcionado por AS LeBron James, durante el sexto partido.

Los Heat de Miami ya están por cuarta vez consecutiva en las Finales de la NBA, algo que sólo habían conseguido antes los Celtics de Boston y Los Angeles Lakers y lo hicieron gracias 
de nuevo al alero LeBron James que reconoció que estaba "bendecido, muybendecido". James fue junto con el pívot Chris Bosh los dos mejore jugadores de los Heat al conseguir 25 puntos cada uno que ayudaron al equipo de Miami a vencer 117-92 a los Pacers de Indiana en el sexto partido de las finales de la Conferencia Este y ganar la serie 4-2 al mejor de siete.

"Soy también muy humilde y ahora tenemos de nuevo la oportunidad de luchar por el título de campeones y para nada lo damos ya por hecho, todo lo contrario, como grupo sabemos que nos queda lo más difícil, pero estoy orgulloso de como trabajan", subrayó James, que llegó a los 100 triunfos en la fase final. "Es una franquicia y un grupo increíble".

James dijo que, al margen del rival que les pueda tocar, que será el ganador del título en la Conferencia Oeste disputado entre los Spurs de San Antonio y los Thunder de Oklahoma City, ellos saben que les queda todavía un trabajo que realizar. "Eso no significa que demos ya por garantizado que vamos a ganar por el hecho de estar por cuarta vez en las Finales de la NBA", reiteró James, que ayudó a los Heat a ganar 11 partidos consecutivos en su campo en la fase final, incluidos los dos del año pasado que les aseguró el segundo título de liga consecutivos ante los Spurs.

Bosh, que ha surgido con su mejor baloncesto en lo que va de la fase final, al igual que James destacó la gran labor de equipo y sobre todo la manera como surgen en los momentos decisivos. "Fue uno de esos partidos que queremos jugar de principio a fin", destacó Bosh. "Aquí en nuestro campo, queríamos hacer una demostración clara de equipo ganador".

El entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, reiteró que el equipo siempre estás dispuesto a luchar y hacer las cosas bien en el campo, sin importar el rival. "El grupo le encanta competir y le encanta competir al más alto nivel, y ser empujado a un nuevo nivel", explicó Spoelstra. "Eso es lo que esperamos hacer en el próximo reto y el más importante de la temporada".

Por su parte, el dueño mayoritario de los Heat, Micky Arison, alabó también la gran labor realizada por todo el equipo en lo que va de competición. "Se trata de 15 jugadores especiales y lo que han sido capaces de lograr estos últimos cuatro años", subrayó Arison, que entregó el trofeo de campeón de la Conferencia Este al pívot reserva Greg Oden. "Sólo un poco más de trabajo que hacer, pero estoy muy orgulloso de lo que ya han conseguido estos jugadores".

La alegría que se vivía en el vestuario de los Heat contrastaba con la frustración que embargaba a los jugadores de los Pacers, que reconocían el esfuerzo realizado, pero también que los Heat habían sido mejor equipo durante toda la serie. "Es una amarga decepción sin alcanzar nuestros objetivos", declaró Frank Vogel, entrenador de los Pacers. "Es una amarga decepción perder frente a este equipo tres años seguidos, pero competimos contra el Michael Jordan de nuestra era, los Bulls de Chicago de nuestra era, y hay que quitarse el sombrero ante ellos porque jugaron una gran serie".

Mientras que el polémico Lance Stephenson, que generó todo tipo de polémicas con sus acciones provocativas contra James, hasta tal punto que el presidente del equipo, el legendario Larry Bird, le advirtiese que debía acabar con su comportamiento, reconoció que los Heat fueron mejores. "No nos arrepentimos. Todos nosotros jugamos duro, aunque llegar hasta aquí y quedar eliminados es duro", declaró Stephenson. "Pero la realidad es que al final, simplemente, ellos fueron mejores por la manera como jugaron durante toda la serie".

Por su parte, el ala-pívot David West también reconoció que los Heat eran los campeones de liga y su equipo de los Pacers no estaban todavía al mismo nivel. "Nos somos iguales y eso quedó demostrado en el campo en los momentos decisivos", agregó West. "Les deseo la mejor de la suerte en las Finales, se la merecen".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon