Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

LeBron, Wade y Bosh: el ‘big three’ somete a los Nets

AS AS 07/05/2014 Nacho Albarrán

Quizá se esperaba algo más de guerra por parte de los Nets en este primer duelo de las semifinales ante los campeones Heat. Pero al margen de la diferencia de descanso -Miami llevaba una semana entera sin jugar y Brooklyn sólo un día tras un séptimo partido duro ante los Raptors-, el big three del equipo de Florida no dio tregua (107-86) a un rival que tendrá que recuperar energías y buscar la fórmula para hacer daño y poder frenar a estos fenómenos. Empezando por LeBron James, desde este martes el jugador más joven en llegar a los 4.000 puntos en playoffs y MVP saliente con ganas de demostrar que sigue siendo el Rey; y continuando por unos fantásticos Dwyane Wade y Chris Bosh. El dato: 51 puntos, 20 rebotes y 11 asistencias entre los tres.

LeBron James celebra una de sus canastas. © AFP LeBron James celebra una de sus canastas.

Esta combinación aplastante, más las aportaciones de Ray Allen (19 tantos con cuatro triples) y Mario Chalmers (12), y la superioridad absoluta en la pintura (52-28), borraron de un plumazo ese engañoso 4-0 que los Nets habían firmado en la liga regular ante los Heat. Deron Williams y Joe Johnson, con 17 puntos cada uno, se salvaron del gris tono general de los neoyorquinos. Parece que para Paul Pierce y Kevin Garnett los años y la acumulación de partidos no pasan en balde.

Exceptuando el impulso inicial de Brooklyn, con dos triples de Pierce, Miami dominó el partido por completo. Erik Spoelstra combatió el small ball de su rival, que forma con Williams, Shaun Livingston, Johnson, Pierce y Garnett en el cinco inicial, recuperando desde lo más profundo del banquillo al veterano Shane Battier, que apenas jugó dos minutos en el tercer duelo de primera ronda contra Charlotte, en detrimento del ídolo local Udonis Haslem. Y no le salió mal. Ocho puntos, profesionalidad, conocimiento del juego… Es lo que tienen los playoffs, ajustes que dan bonitas oportunidades.

Tras una primera parte más o menos igualada, con ritmo lento por parte de los Nets y juego a la carrera de los Heat, que terminó con un triple sobre la bocina de D-Will, el encuentro se rompió en el tercer cuarto. Las fuerzas de los hombres de negro se vinieron abajo ante el despliegue físico y la calidad de LeBron, Wade y Bosh, los picotazos desde el perímetro de Allen y el cerrojo de Chris Andersen (cuatro tapones). La diferencia se fue hasta la barrera de los 20 puntos, con un tiro de media distancia de King James. Y ahí, a 6:54 del final, murió el primer partido. Con los Heat frescos como una lechuga y un fácil 1-0 en su bolsillo. No sería normal que toda la serie fuera un paseo para ellos, pero las señales apuntan a que el bicampeón ha puesto la directa. Veremos si alguien le puede toser.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon