Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lewis Hamilton: 16 Grandes Premios y 500 noches

SPORTYOU SPORTYOU 27/09/2016 David Sánchez de Castro
Lewis Hamilton: 16 Grandes Premios y 500 noches © Getty Images Lewis Hamilton: 16 Grandes Premios y 500 noches

Lewis Hamilton se las prometía muy felices cuando comenzó la temporada 2016. Los mimbres de 2015 permanecían intactos y Nico Rosberg se había convertido en una molestia asumible para seguir controlando la Fórmula 1 a su antojo. Por eso, lo que había sido una relajación momentánea se convirtió en una vida de todo menos monacal. No han faltado las voces críticas que, en cuanto su rendimiento en pista ha empeorado, le han acusado de pensar sólo en la fiesta. Su respuesta: "Salgo de fiesta y gano". Y ya no gana tanto como le gustaría (seis victorias en quince carreras)... pero no deja de salir.

El británico afrontará el Gran Premio de Malasia de Fórmula 1 en la segunda posición de la general por primera vez desde julio de esta temporada. Las apuestas empiezan a caer del lado de Rosberg, que acumula más victorias que nunca en un año (ocho) y se ha labrado la imagen de deportista perfecto, lo opuesto a un Hamilton díscolo, fiestero y demasiado estrella para el gusto siempre estirado del 'establishment' de la Fórmula 1. Las redes sociales del británico dejan ver la ostentación como forma de vida: desde un jet privado de varios millones de euros, hasta mascotas como un tigre.

Rosberg apenas usa las redes sociales para cumplir con el contacto imprescindible con sus fans, se centra en su vida familiar, con su bebé y su esposa, Vivian. Ni siquiera en este aspecto ha dado una imagen mínimamente polémica: antes de casarse con ella ya era su novia de toda la vida. Hamilton es habitual de las fiestas de la jet set en Estados Unidos o en los carnavales caribeños, donde deja buena muestra de su gusto por las mujeres exuberantes, la bebida y el tabaco. También es de los que no usa uniformes: cadenas con gigantescos crucifijos, enormes tatuajes o peinados extravagantes decoran la imagen de un Hamilton que, cuantas más carreras ha ganado, más ha ampliado su extravagante puesta en escena.

Hamilton, de la estirpe de James Hunt

Hamilton recuerda, curiosamente, al que fue el gran rival en pista de su jefe, Niki Lauda. Hablar de pilotos fiesteros y que aparezca la imagen de James Hunt, campeón en 1976, abrazado a una mujer, con un cigarro en la mano y una botella en la otra, es todo uno. El piloto de Belmont, fallecido con sólo 46 años de un infarto tras una vida de excesos, es un icono en el que también se fijaron otros, como Kimi Räikkönen. Pero nadie alcanzó su leyenda.

Mercedes le dio libertad y, por el momento, nadie del equipo le ha llamado la atención en público

Si Hunt escenificó los excesos de los años 70, Hamilton está muy cerca de emularle en el siglo XXI. Hunt era amigo del Beatle George Harrison y Hamilton presume de amistad y fiestas con Justin Bieber; si Hunt era protagonista en las páginas del papel couché por compartir (a su pesar) pareja con el mito de Hollywood Richard Burton, Hamilton aparece con 'celebrities' como las Kardashian o actores como Will Smith.

En Mercedes apostaron por darle libertad en su vida privada y, por el momento y de manera pública, nadie le ha llamado la atención desde el equipo. A falta de seis carreras, ya son muchas las voces que piden un toque de atención para él.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon