Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lidia Valentín, plata olímpica de Pekín por otro caso de dopaje

SPORTYOU SPORTYOU 24/08/2016 sportyou

Lidia Valentín está a punto de conseguir su tercera medalla olímpica, aunque sólo se ha subido al podio una vez. La haltera española, que ya se llevó el oro de Londres por la descalificación de sus rivales, está a punto de convertirse en subcampeona de Pekín 2008, después de que tres de las cuatro atletas que quedaron por delante de ella hayan dado positivo por dopaje.

Los contraanálisis que le han realizado a la china Lei Cao (que fue medalla de oro) y a la bielorrusa Iryna Kulesha (que fue bronce gracias a su vez a la descalificación de la rusa Nadezhda Evstyukhina, confirmada en junio) hacen que la española suba tres puestos de golpe en total, ya que el positivo de la rusa Evstiukhina ya se había anunciado previamente. En el caso de Kulesha este es el segundo positivo que juega a favor de Valentín, ya que la rusa fue una de las castigadas en Londres.

Así, Valentín se alzará con su tercera presea olímpica, con lo que iguala a Mireia Belmonte y a Saúl Craviotto de los deportistas españoles en activo. La española es una de las deportistas más críticas con los casos de dopaje, y recientemente atacó a algunos de sus rivales, especialmente a los que arrasan, porque asegura que "van hasta arriba muchas veces".

"Siento vergüenza"

Lidia Valentín ha dado sus primeras reacciones en una conversación con el diario AS. "Siento alegría, al final es justicia y tres Juegos que he ido tengo tres medallas, pero al mismo tiempo estoy decepcionada porque después de ocho años me tengo que enterar ahora que he sido plata en Pekín. Doy gracias de que en Río, al menos, me he podido subir al pódium", se conforma la haltera española.

Pese a la alegría personal, se siente apesadumbrada por lo que ocurre en la Federación Internacional de Halterofilia. "Me da vergüenza, es vergonzoso, me han robado tantos momentos y a mí y a este deporte. Si hubiera salido de Pekín y Londres con mis medallas, mis entrenamientos no habrían sido de la misma calidad, hubiera tenido otra calidad de entrenamientos porque la federación tendría otra calidad para ofrecernos", se queja la berciana, que pide reacciones más rápidas. "Yo tengo que luchar mi medalla y todo lo que conlleva la medalla. Encima de haber sido la perjudicada en mi momento, tengo que luchar por lo que me robaron. Nadie va a venir a dármela a mi casa. Si la Federación española y yo no lo peleamos, nadie hará nada. Encima que me han hecho tanto daño, ahora tengo que pelear por mis medallas, es un cachondeo, espero que se corte todo esto. No me gustaría saber dentro de ocho años que soy oro en Río, tiene que ser inmediato", señala.

Por último quiere que esto se corte rápido y sea un ejemplo para todos, tanto deportistas, como federaciones y aficionados. "A ver si así todo el mundo se da cuenta de que esto es un deporte limpio, todo el mundo en las mismas condiciones y que se puede levantar pesas sin meterse mierda y sin dopaje, lo que pasa que cuesta más", exclama.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon