Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lisboa, una fiesta en el caos

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 22/05/2014 Francesc Aguilar
© Image MundoDeportivo.com

El rey Felipe II quiso poner la capital de la ‘España en la que no se ponía el sol’ en Lisboa. Siglos después lo ha logrado. Madrid se ha trasladado a la ciudad portuguesa que habla español con los miles de seguidores madridistas y rojiblancos que están llegando por todos los medios. No hay una sola habitación libre en todo Lisboa, pero es que tampoco en Evora, Coimbra o ciudades a 200 kilómetros o más. Lo mismo sucede en Extremadura, donde muchos pernoctarán y llegarán el mismo sábado, día de la final de la Champions. Los precios son increíblemente caros, un robo, hablando claro.

En las calles de Lisboa ya se ven a seguidores del real Madrid y el Atlético, pero, de momento, casi les ganan los del Bayern de Pep Guardiola. Son muchos los seguidores que se hicieron con entadas de la final y no las han querido revender. Dado su poder adquisitivo, ya están en Portugal haciendo turismo y se quedarán a ver la final del sábado. El real Madrid lega esta tarde y los colchoneros lo harán mañana viernes.

La UEFA ha inaugurado hoy los eventos cara a la final con una interesante exposición sobre la historia de la Champios en que uno se emociona al visitarla, al ver los vídeos, las fotos, al recordar partidos inolvidables.

El trofeo de la Champions ya está expuesto en la plaza del Comercio y la gente se hace fotos sin parar. La innovación en que predominan los ‘selfies’, cada uno se hace la foto con el trofeo él mismo.La parte deportiva de la jornada será la final femenina que se juega en la tarde de este jueves, en el viejo estadio de Restelo, entre el Tyresö, equipo sueco de la gran Marta (el ‘Pelé‘femenino), y el Wolsfburgo que es el favorito y vigente campeón.

Lisboa recuerda a la capital que albergó la final del Euro 2004 entre Portugal y Grecia, de mal recuerdo para los locales. La ciudad está engalanada, se respira fútbol por doquier, se habla y no se para con fervor entre benfiquistas y sportinguistas. En lo único que se ponen de acuerdo es en apoyar a Cristiano Ronaldo, algo así como el héroe nacional, sin exagerar.

En las teles aparece un llamamiento de CR7 en que pedía el apoyo de los aficionados portugueses. Curioso porque él salió del Sporting, y en el Atlético está Tiago que lo hizo del Benfica. Aunque compensan rápido diciendo que Coentrao también era benfiquista. De Pepe, la verdad, no hablan ni dicen nada. Debe ser porque era del Porto…

Lisboa vive un caos de tráfico que irá en aumento a medida de que lleguen los miles de automóviles desde Madrid con seguidores del Real y Atlético. Pero hay ambiente de fiesta. Ni siquiera hay bocinazos. La ciudad sabe que esta final será como un maná necesario para una economía en crisis (Portugal con Grecia fueron de los primeros países europeos en sufrirla).

Todo el mundo se esfuerzo por ser simpático con los visitantes, en hacer negocio. Los taxistas están contentos porque tienen trabajo y dicen con orgullo que “los hoteles están llenos, no hay mesas libres en los principales restaurantes…Hacía tiempo que no se veía en Lisboa”. No hay duda de que la final de la Champions League será recordada durante tiempo en Lisboa por el beneficio económico que deja. Ojalá que también por el fútbol que se vea en el nuevo estadio Da Luz.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon