Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lo que debe mejorar el Barça para ganar al Atlético

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 13/05/2014 Gabriel Sans
Photo © Image MundoDeportivo.com

Tata Martino y la plantilla disponen de una semana para preparar a conciencia la definitiva jornada 38 de Liga ante Atlético. En 90 minutos se ventilará un título y todos los detalles, por insignificantes que parezcan, cuentan. Se trata de una final, aunque la Liga carezca de esta denominación, superlativa.

El lado bueno es que el Barça ha sabido aprovechar, a trancas y barrancas, las sucesivas oportunidades que le ha deparado un campeonato loco e impredecible. El lado peligroso es que ya no tiene margen de error ni la oportunidad de reescribir el guión. Todos los fallos cometidos hasta ahora no se pueden reproducir y hay que evitarlo.

Los cinco choques frente a los rojiblancos deben servir para aplicarse hasta la perfección. Técnico y jugadores saben cómo reconducir el trazo para evitar un Barça despersonalizado. Está en su mano y hay que trabajarlo. La suerte será el único factor incontrolable.

1. Seguridad atrás y sentido colectivo

Elche aparte, el Barça tiene tendencia últimamente a encajar goles. Los números de Tata Martino no es que superen temporadas anteriores –lleva 32 en Liga, en cifras cercanas a la etapa de Pep–, si no que cada vez le cuesta más mantener a raya a los rivales. En la primera parte de la Liga dejó la portería a cero en 10 partidos, seis en esta segunda vuelta. Hasta la última jornada llevaba ocho partidos oficiales encajando. Las bajas por lesión de Valdés, Piqué y últimamente Alba se están notando en exceso y ante el Atleti hay que volver a ser seguros. Un solo gol puede penalizar definitivamente. El problema no es de la línea sino que tiene un sentido colectivo que debe empezar a remediarse desde la delantera con presión.

2. Jugar con cabeza, sin ansiedad

El Barça deberá leer los tiempos del partido con una precisión de cirujano. No puede aturullarse como le pasó en Elche y dejarse llevar por la ansiedad de un marcador desfavorable y los nervios de un título que salvaría la temporada. Las consignas que Tata Martino repitió constantemente al equipo es que debían poner cabeza y sentido común. No debe olvidar que al Atleti le sirve el empate y que es primordial marcar. Un fallo de conjunción puede ser terrible. Al equipo no le ha faltado actitud pero sí determinación. En el partido del sábado deberá aportar un plus, aunque la gasolina esté en reserva. Donde no lleguen las fuerzas que lo haga el corazón y la fe. Esta Liga también se la merecen.

3. Perfeccionar el estilo como mejor antídoto

El vestuario sabe que debe retornar a su juego más reconocible, al estilo de siempre, el de dominio y control, el de recibir y pasar, aunque el Atleti se lo haya discutido en los cinco partidos de esta temporada. El Barça necesita ser el dueño del encuentro y no caer en esa terrible caída de intensidad en los primeros minutos, que costaron los goles de Villa en la Supercopa y de Koke en la Champions, y esas desconexiones con reincidencia que le echaron de Europa. Técnico y jugadores deben tener claro el antídoto para superar las líneas avanzadas de presión de los atléticos y su letal remate con poco espacio. No puede ser un problema puntual que el equipo se le atragantarse el dispositivo de 'Cholo' Simeone.

4. Sacar a Messi de la jaula y mayor pegada

El papel de Messi resultará fundamental. El Barça le necesita y para reencontrar su mejor versión, Tata Martino está obligado a rescatarlo de esa jaula de defensores de la que cada vez le cuesta más hacer escapismo. Va marcando, logrando buenos registros, pero no con la soltura de siempre. Leo no se borra sino que el Atleti ha aprendido a borrarlo. Antes se excitaba goleando a los atléticos; esta temporada no les ha batido en los cuatro partidos que ha jugado. Los azulgrana carecen, en general, de pegada mortífera. De los siete últimos partidos se ha quedado sin marcar en tres (Atlético, Granada y Elche). Hay remate, ocasiones, pero falta acierto y finura en los metros finales. Ser más directos.

5. Intervenir más y multiplicar las soluciones

Es una final sin prórroga y no valen las especulaciones. La única premisa válida es ganar, no hay otro escenario posible. Tata Martino deberá estudiar y cuidar mucho la elección del once titular y guardarse recursos y soluciones ante cualquier brusca alteración del marcador, tanto a nivel táctico como de jugadores de refresco. Más intervencionista que nunca. No es un día para alargar los cambios si son necesarios.

En Elche, Xavi entró en el minuto 81 para calmar el juego, como le pidió el técnico, pero sin tiempo para habilitar líneas de pase ni aportar remedio al atasco ofensivo azulgrana. En los últimos 10 partidos, el entrenador argentino no ha agotado el cupo de sustituciones en cinco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon