Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lo que pudo ser y no fue de Klay Thompson, por suerte para Golden State

Logotipo de BASKET4US BASKET4US 08/12/2016 Redacción Basket4us.com
Lo que pudo ser y no fue de Klay Thompson, por suerte para Golden State © BASKET4US Lo que pudo ser y no fue de Klay Thompson, por suerte para Golden State Lo que pudo ser y no fue de Klay Thompson, por suerte para Golden State © BASKET4US Lo que pudo ser y no fue de Klay Thompson, por suerte para Golden State

Tras los focos de Stephen Curry y Kevin Durant, Klay Thompson brilla con luz propia. Pese a estar en un segundo plano mediático, el escolta es una pieza fundamental para Golden State Warriors. Más allá de sus 60 puntos ante Indiana Pacers, su aportación al equipo en ambos lados de la cancha es vital. Sin embargo, el que hoy es el segundo jugador con más minutos por partido del conjunto de la bahía de Oakland por delante incluso de Stephen Curry ha tenido pie y medio fuera del equipo. De hecho, solo un giro del destino le llevó al Oracle Arena en el NBA Draft de 2011.

A 48 horas del Draft, una llamada alertó al General Manager de Golden State, Bob Myers: San Antonio Spurs se había puesto en contacto con Klay Thompson -objetivo de los Warriors- para tratar de cerrar una reunión junto a Gregg Popovich y el General Manager de los tejanos, R.C. Buford. Ambas franquicias se habían fijado inicialmente en Jonas Valanciunas, pero querían tener un ‘plan B’ sabedores de que Toronto Raptors, que elegía antes que ellos, tenía al pívot lituano como opción principal.

Los Spurs querían buscar un acuerdo para ‘robarle’ a los Warriors -que tenían el #11- a Thompson. Sin embargo, la suerte sonrió a los californianos. Milwaukee Bucks, que elegía justo antes que ellos, optaron por Jimmer Fredette, al que luego traspasaron a Sacramento Kings. Klay Thompson acabó en Golden State y, todo hay que decirlo, a San Antonio tampoco le salió mal la jugada, pues se quedaron con Kawhi Leonard en su #15. “La desesperación se convirtió entonces en esperanza”, dijo Myers, tal y como cuenta el periodista Adrian Wojnarowski.

Desde sus primeros pasos en el equipo, Thompson ya demostró su buena muñeca. Creció año a año y ya como sophomore jugó los 82 partidos de la regular season como titular. Sin embargo, su futuro estuvo a punto de cambiar en 2014. Los Warriors estuvieron a punto de traspasarle a Minnesota Timberwolves a cambio de Kevin Love y solo la insistencia de Steve Kerr lo impidió. El técnico acababa de llegar a la organización, pero ya conocía la intención de traspasar a Thompson. Las altas instancias de la franquicia estaban decididas a ello, pero Kerr se opuso desde un primer momento a dejarle salir; él quería dirigir a los 'Splash Brothers'. Por suerte para los Warriors, hicieron caso a la insistencia de Steve Kerr, al que el tiempo ha dado la razón. No obstante, Thompson nunca está 'libre de sospecha', pues hace poco más de un mes se le relacionó con Boston Celtics, aunque Golden State lo desmintió rápidamente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon