Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Locos por la final

Marca Marca 01/05/2014 J. I. García-Ochoa Madrid

El Real Madrid ya ha puesto en marcha la maquinaria para la final de la Champions. En cuanto acabó el partido de Múnich, los socios del club blanco tenían un correo electrónico en el que se les informaba de la manera de acceder a las entradas.

El plazo de peticiones se abrió ayer y se cerrará el próximo lunes a las 20.00 horas. En el caso de que se supere el número de entradas disponibles (17.000 para cada equipo) se realizará un sorteo que tendrá lugar el martes día 6.

Desde el club están convencidos de que el número de 17.000 peticiones se va a superar con creces, tanto por la euforia de la afición como por la cercanía de Lisboa, ciudad a la que se puede viajar en poco tiempo en avión, en tren y por carretera.

El principal problema de la final va a estar en el alojamiento. Desde el martes por la noche, hacerse con una habitación para el fin de semana de la final (23-24-25 de mayo) ya es casi una misión imposible. Prácticamente no quedan habitaciones libres y las que hay están a 1.600 euros la noche. Una auténtica locura.

Más asequibles son los precios de las entradas, aunque dependen de la categoría. Existen cuatro diferentes que son de 390 euros (la más cara), 280, 160 y 70 (la más barata).

Las localidades más caras pertenecen casi todas al cupo que se ha quedado la UEFA, que contará con un total de 24.000 entradas para sus compromisos y patrocinadores.

En el Real Madrid ya están totalmente volcados con la final de la Champions y la próxima semana, una delegación del club blanco viajará a Lisboa para reunirse con la UEFA y programar el viaje y el desplazamiento de jugadores, directivos y familiares de los jugadores.

En las próximas fechas, los capitanes también discutirán con el club el número de entradas de las que dispondrá cada futbolista, algo que siempre es un caballo de batalla importante cuando llegan las finales. Los jugadores del Real Madrid ya están desbordados con las peticiones y el número de localidades de las que van a disponer no va a ser excesivo. El Madrid tiene que repartir 17.000 entradas de la manera más justa posible y, como siempre en estos casos, llama la atención que la UEFA sea quien disponga de más entradas. Habrá 24.000 hinchas neutrales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon