Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 5 pilares del Barça de Luis Enrique

SPORTYOU SPORTYOU 10/03/2016 Marc Fuster
Los 5 pilares del Barça de Luis Enrique © Getty Images Los 5 pilares del Barça de Luis Enrique

Luis Enrique ha creado una sinfonía que, vistos los resultados, suena a la perfección. Pero no siempre fue así. De hecho, hay quien sitúa en el 4 de enero de 2015 el comienzo de una música que les llevó a lograr un triplete, y que tiene opciones de repetirlo en esta temporada. La derrota en Anoeta aquel día, por 1-0, hizo que el técnico asturiano moviese las piezas necesarias y, desde ese momento, se mostraron imparables.

Leo Messi como único líder

La derrota en aquel partido, en el que descansó Messi, provocó un serio enfado en el astro argentino. Al día siguiente no se presentó en un entrenamiento a puertas abiertas que el club había organizado para que los aficionados pudieran ver de cerca a sus ídolos. Luis Enrique vio aquello como un desafío e incluso pensó en sancionar al jugador. Los capitanes Xavi, Iniesta y Busquets fueron quienes convencieron al entrenador para que no llevara a cabo su expediente sancionador. Desde entonces, la relación dio un vuelco y el técnico entendió que debía de darle los galones al '10' si quería revertir la situación del equipo. Dicho y hecho: Messi asumió el rol de líder y sus compañeros lo agradecieron. Desde entonces, el Barça ha ganado cinco títulos, con la posibilidad de revalidar el triplete y con él como buque insignia de un Barça que se recordara, sobre todo, por un jugador de leyenda.

La madurez de Neymar sobre el campo

La llegada del brasileño inquietó a la cúpula azulgrana y el propio Johan Cruyff, que dudó sobre cómo se acoplaría y cómo sería su relación con Leo Messi. Nadie sospechaba de su calidad pero sí de si sería capaz de asumir un rol secundario, frente al argentino. Cruyff dijo que habían fichado a un jugador de 21 años que cobraba más que el resto, que lo habían ganado todo. Meses más tarde, el brasileño le demostró no solo su calidad y habilidad dentro del terreno de juego, sino su inteligencia fuera de él al señalar a Messi como único líder del equipo. Cuando el argentino no se ha encontrado sobre el campo, ha sido capaz de cargar con el equipo, incluso en partidos vitales como las finales de la Champions o la Copa del Rey.

El acople de la MSN

"Somos amigos y eso es muy importante ya que nos permite jugar con esta calidad de fútbol", dijo Leo Messi para referirse a sus dos compañeros de delantera. Han demostrado y han dicho públicamente que su amistad trasciende más allá del propio fútbol. Sus números les avalan y algunos ya aseguran que son el mejor triplete atacante de la historia. Entre la temporada pasada y lo que llevamos de esta, la MSN ha anotado 222 goles. Leo Messi suma 93 -58 el año pasado por los 35 de esta-; Luis Suárez 67 -25 más 42-; y Neymar alcanza la cifra de 62 -39 y 23 respectivamente-. Messi, Suárez y Neymar, además, han conseguido dominar no sólo el 'tiki-taka', sino que se siente a gusto corriendo al contragolpe, en partidos como el del Arsenal en el Emirates Stadium.

Los galones de Iniesta y Busquets

La marcha de Xavi Hernández a Qatar dejaba huérfano al Barça, no solo de un capitán dentro y fuera del campo, sino de un futbolista capaz de pensar más rápido que todo un estadio. Algunos temían por la estabilidad del equipo pero si el tridente es el mejor ataque del fútbol, números en mano, Andrés Iniesta y Sergio Busquets forman una parte fundamental de la columna vertebral del equipo. Ambos han dado un paso adelante, asumiendo los galones que en su momento tenía Xavi. En el caso de 'Superbusquets', tal y como le definió el propio Luis Enrique, ha evolucionado el concepto de medio centro y es el primer atacante a la vez que el primer defensa. Los goles de la MSN pasan por el control de la medular y, de momento, parece que tienen las espaldas bien cubiertas con el estado de forma y el peso de Iniesta y de Busquets.

El mejor Piqué

El bajón de Gerard Piqué durante la etapa del Tata Martino fue evidente y él mismo se encargó de recordarlo: "Ahora mismo no creo que sea el mejor central del mundo. Lo fui, pero las últimas temporadas ya no lo he sido. Creo que puedo volver a serlo y para ello trabajo". El central se puso manos a la obra para volver a la élite con su fútbol y lo ha logrado: recupera una media de diez balones por encuentro, ha marcado cuatro goles -uno de ellos, ante el Sevilla, decisivo- y lo ha jugado prácticamente todo. Jefe de la zaga, junto a Javier Mascherano se han convertido de nuevo en un muro infranqueable. Además, la buena compenetración con Claudio Bravo y Marc-André Ter Stegen les hace aún más fuertes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon