Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 8 motivos del despido de Gary Neville

SPORTYOU SPORTYOU 30/03/2016 Chema Mancha
Los 8 motivos del despido de Gary Neville © Getty Images Los 8 motivos del despido de Gary Neville

El idioma de Neville

Gary Neville tuvo que lidiar con un duro hándicap desde el primer momento. Nunca pudo llegar a comunicarse bien con la plantilla. Los problemas en la banda eran constantes cuando pretendía dar alguna instrucción técnica o corregir algo. Las charlas en los descansos de los partidos eran una frustración para él, como llegó a reconocer en varias entrevistas a medios ingleses.

No se ganó a la plantilla

Eran habituales los desplantes de los jugadores durante los entrenamientos. No se ganó su respeto y eso se tradujo en numerosas chanzas de los futbolistas hacia él y hacia su hermano Phil, que va a seguir en el club. Incluso se ha vivido algún momento tenso, en el que le ha llegado a dar alguna instrucción concreta a algún futbolista y este, directamente, no le ha hecho caso.

La táctica de Neville

Gary Neville ha demostrado estar tácticamente varios puntos por debajo de todos sus rivales en La Liga. De hecho, el Valencia entrenado por él sólo ha sido superior tácticamente en España al Sporting de Gijón de Abelardo... y perdió 0-1 en Mestalla. Era frecuente verle comentar en las ruedas de prensa posteriores a los encuentros que debía de analizar de nuevo el partido para saber lo que había pasado. Mourinho ya avisó cuando le preguntaron por su nombramiento como entrenador del Valencia que no era lo mismo comentar que entrenar: “En el banquillo no puedes parar el vídeo y hacer movimientos en la pantalla”.

Entrenamientos demasiado simples

Las sesiones en Paterna preparadas por Gary Neville no convencían a los futbolistas. Hasta la llegada en febrero de Pako Ayestarán los ejercicios eran, en su mayoría, demasiado simples y muy alejados de los que usualmente se puede encontrar un futbolista profesional de la Liga española. Una vez llegó Pako al equipo se alargaron las sesiones (antes nunca pasaban de la hora) y se introdujeron muchas más variantes tácticas. Además, Neville sólo ensayó en tres ocasiones las jugadas a balón parado, las tres con Ayestarán ya en el cuerpo técnico.

Metidas de pata

Gary Neville ha tenido sonadas metidas de pata desde que es entrenador del Valencia. El cambio de Negredo por petición popular de Mestalla le dejó en evidencia. Reírse en rueda de prensa cuando le preguntan por la posibilidad de que descienda el equipo o asegurar que “el mercado de invierno es inútil” para después ponerse la medalla de haber pedido a Siqueira, son otras. También el hecho de que estuviera contratado por la selección inglesa a tiempo parcial le puso en el disparadero.

La afición

La afición cantó ‘Gary vete ya’ y le dedicó un sonoro ‘burro’ a Gary Neville durante el último encuentro en Mestalla contra el Celta. Al igual que con Nuno, la reacción de la gente en Mestalla ha sido clave para que actúe la propiedad del club. Los cánticos contra Gary Neville traspasaron fronteras y fueron noticia en todo el mundo.

Pako Ayestarán

Suso García Pitarch fichó a Pako Ayestarán en febrero como ‘refuerzo’ para Gary Neville. El inglés asumió el ‘marrón’ de explicarlo en rueda de prensa e incluso llegó a asegurar que participó en su llegada y que Pako se iría con él en caso de que él se fuera. Ahora Pako se queda como entrenador del Valencia y Gary vuelve a Inglaterra.

Los resultados

Los resultados, quizá a consecuencia de todo lo anterior, han condenado a Gary Neville. Deja al equipo a seis puntos del descenso en el puesto 14. Su balance al frente del equipo es de diez encuentros ganados, siete empatados y once perdidos en todas las competiciones, siendo la Liga su principal cuenta pendiente: tres victorias, cinco empates y ocho derrotas. Es el tercer entrenador con peor balance de victorias de toda la historia del club en Liga por detrás de Héctor Núñez y Ronald Koeman. Pero sin duda el peor recuerdo llegó en Copa del Rey con la derrota más humillante del club en los últimos 23 años: el 7-0 en el Camp Nou. Desde entonces muchos aficionados le sentenciaron.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon